EN DEFENSA DE TRUMP, O APOLOGÉTICA DE LA CIVILIZACIÓN CRISTIANA

La civilización cristiana en peligro con la salida de TrumpLos riesgos para la civilización cristiana

Ayer, siete de enero del dos mil veintiuno, en Washington DC, Donald Trump se reunió con decenas de miles de sus seguidores. Poco después miles de esos seguidores se acercaron al Congreso (Capitol Hill) y varios cientos de esos seguidores entraron al edificio sin permiso después de atravesar a empujones el cordón policial. Una vez dentro, estos ocuparon y vandalizaron varios despachos del edificio. La certificación como presidente de la marioneta globalista Sorista, Joe Biden, tuvo que ser cancelada por unas horas. Después de que las autoridades despejaran el edificio la certificación del secularista continuó.

La prensa globalista de izquierdas, y centro, dirá por todo el mundo que Trump, un mal perdedor, incitó a sus seguidores a la violencia y a tomar el Congreso por la fuerza. Las personas con poco pensamiento crítico (los mismos que creyeron que Trump se había burlado de un periodista discapacitado, o que Trump estaba a punto de ser arrestado por Mueller por haber hackeado con los rusos el email de John Podesta) creerán el dictado de la prensa globalista. Como autómatas empezarán a repetir lo que la CNN, o el Mundo, o TVE o el New York Times, o el Washington Post dicten. Es sabido que los reporteros, editores, y dueños de esos medios en EEUU son en un 90% fanáticos activistas de izquierda del Partido Demócrata. Estos fundamentalistas dirán que Trump incitó a la violencia, que Trump intentó un golpe de estado, que Trump envió a sus seguidores quemar el Congreso.

La realidad es otra, por su puesto. Después del discurso de Trump, la masa se movió al Congreso (Capitol Hill), y una minoría de unos cientos (de las decenas de miles de personas que estaban allí) rodeó el edificio. Esto es algo completamente legal, y ocurre muy frecuentemente. Esos pocos son los que entraron y asaltaron el Congreso. Según se dice, aunque no hay confirmación, un disparo de la Policía del Capitolio mató a una de las mujeres que protestaban, lo cual provoco la ira de los otros que protestaban.  Según se dice, fue el disparo de la policía, y la consiguiente muerte de Ashli Babbit, lo que provocó la ira y la violencia de los seguidores. Estos pocos cientos de seguidores vandalizaron varias oficinas del edificio hasta que fueron desalojados por la policía horas después.

Toda la prensa denuncia que Trump no hizo nada, que no movilizó la seguridad, pero la Capitol Police no tiene nada que ver con la Casa Blanca. Este cuerpo policial responde a la Speaker de la Cámara Baja, Pelosi, y al Jefe del senado.  En otras palabras; responde al Legislativo, no al Ejecutivo.  De hecho, la Constitución establece que el Presidente no tiene ninguna autoridad sobre el Congreso o el Capitol Police. Esto es una manera de proteger la división de poderes. Si el Capitol Police falló en coordinarse con la Metropolitan Police de DC, y falló también en blindar el Congreso, la responsabilidad última es de Pelosi, la Jefa de la Capital Police

Ahora bien, estudiando lo que Trump dijo se ve claramente que no hay ninguna incitación a la violencia ni a asaltar el Congreso: ¨Vamos a ir a caminar a la avenida Pennsylvania, yo amo la avenida Pennsylvania, y vamos a ir al Capitolio (Congreso) y vamos a intentar y dar… los Demócratas no tienen esperanza. Ellos nunca votan por algo, ni siquiera un voto.  Pero nosotros vamos a intentar y darle  a nuestros Republicanos, a los débiles, porque los fuertes no necesitan nuestra ayuda, vamos a intentar y darles el la manera de orgullo y coraje que ellos necesitan para que ellos retomen nuestro país. Pues vamos a la avenida a Pennsylvania. Les quiero agradecer a todos. Que Dios les bendiga y que Dios bendiga a América. Gracias por estar aquí, es increíble. Muchas gracias. Gracias¨

Aunque no hay nada ilegal, ni inmoral, ni incorrecto en esta llamada de Trump de marchar al Capitolio, esta son las frases que la prensa izquierdista globalista que odia a Trump utilizará para “demostrarle” a las personas con poco pensamiento crítico que el asalto al Congreso ocurrió porque Trump así lo pidió, y que incitó a sus seguidores a la violencia. Hay que recordar que son los mismos periodistas los que dijeron falsamente que Trump se había burlado del periodista discapacitado, los mismos que juraron que Trump había conspirado con la inteligencia rusa para hackear los emails de John Podesta, los mismos que juraban que Mueller iba a terminar pronto con Trump por Russiagate y los mismos que juraban que Trump iba a ser removido por Ukrainegate. Esos mismos periodistas.Donald Trump era un gran defensor de la civilización cristiana

¿Y como actuó Trump cuando se entero del asalto al Congreso?

Trump inmediatamente envió  varios mensajes por Twitter y por Facebook para calmar los ánimos, para pedir a sus seguidores que terminaran con la violencia y que abandonaran el lugar.  Poco después un video grabado por Trump en la Casa Blanca y transmitido por todas las redes sociales y Youtube pedía lo mismo.

Alguno que lee El Mundo y el País podría preguntar porque Trump no acepta la derrota de las elecciones y se va tranquilo sin protestar. La realidad es que Trump sigue protestando por algo que se llama Deber Moral. Hay un deber moral, ligado a la objeción por Conciencia. Trump y millones de sus seguidores están profundamente convencidos a nivel moral e intelectual que las elecciones no fueron justas. Que fueron falseadas y entrampadas desde el principio. Y están convencidos de que esto se hizo de dos maneras.

¿Qué irregularidades electorales denuncian los seguidores de Trump?

--1. Votos falsos.  En estas elecciones es donde más decenas de millones de votos se recibieron por correo. Nunca jamás había pasado eso. Y la sospecha es que decenas de miles de esos millones son votos fraudulentos, ya sea porque algunas  personas votaron dos veces, o porque votaron  personas que no tienen derecho a voto (ya sean inmigrantes ilegales o personas muertas). El problema con esto es que se requiere un análisis forense uno por uno de esas papeletas lo cual es dificilísimo por el sistema judicial de EEUU y por el tiempo y esfuerzo que esto toma. Tal vez en 6 meses, si es que los Demócratas no consiguen destruirlas antes, se comprobaría esto fehacientemente por equipos forenses.

--2. La Conspiración absoluta de la prensa, los medios, la televisión, y las redes sociales para destruir a Trump, incluida la más absoluta censura radical de las voces pro Trump.  Esta trampa increíble nunca jamás vista en EEUU, nunca jamás vista en ninguna elección del país, solo ocurrió en esta elección del 2020. Todo el poder mediático que controla el 85% de todos los medios en el país, toda la fuerza de YouTube, Facebook, Twitter, Google, etc. se unieron al unísono como nunca antes para lanzar propaganda anti Trump. Dentro de EEUU esta propaganda era descomunal. En Europa era igual de descomunal, pero peor aun ya que no se enteraban bien que lo que se decía y se hacía en EEUU. Las masas cretinizadas de Europa, como diría Juan Manuel de Prada, nunca se enteraron bien de cosas sencillas o simples del funcionamiento cultural y administrativo estadounidense, como lo que es el Tribunal Supremo, o el Rust Belt, o el Bible Belt, o porque los obreros blancos del Medio Oeste son culturalmente conservadores y no de izquierdas. La propaganda desinformadora en Europa no solo mentía descaradamente sino que además lo hacía desde la más rotunda ignorancia.

Lo más terrible de esta gigantesca trampa y conspiración es que es legal. Completa y horrorosamente ilegal, grotesca, pero legal. Por eso no puede ser llevada a los tribunales. En teoría podría ser si la Sección 230 no existiera, pero los Demócratas en el Congreso sabiendo bien que eso protege a las Redes Sociales que trabajan a su servicio nunca jamás osaran tocar esa sección.

¿Cómo funcionó esta grotesca trampa, este fraude descomunal nunca jamás visto?

Ben Shapiro, abogado de Harvad, explica de manera magistral este funcionamiento en el siguiente video https://www.youtube.com/watch?v=vNFp9pe1jN0. La total y completa destrucción del periodismo en EEUU y la politización absoluta de las redes sociales, convergían con una obsesión: destruir a Trump a toda costa.

¿Por qué a Trump? ¿Por qué tanto odio y tanto furioso ataque?

Las razones empiezan por que Trump es el Presidente más Pro Vida de la historia de EEUU; el que saco a los Transgénero del ejército; el que quitó fondos a los abortistas, el que metió de por vida a 3 jueces Católicos Tradicionalistas en el Tribunal Supremo; el que juró defender la Civilización Cristiana Occidental; el que evitó ir a la guerra nuclear apocalíptica con la Rusia post Comunista a causa de Siria; el que defendió a ultranza la verdadera libertad religiosa en EEUU y combatió el odio a la civilización Cristiana; el que puso a América primero y trajo miles de puestos de trabajos de vuelta a EEUU de Méjico y de China; el que luchó contra el libertinaje sexual inspirado en Eros y Civilización de Marcuse; el que combatió la guerra de sexos; el que volvió a decir Feliz Navidad y celebraba la vida de Santos Canonizados en sus órdenes ejecutivas; el que terminó el martirio de las hermanitas de la Caridad perseguidas por Obama por no ofrecer píldoras abortivas; el que mejoró y financió como nadie jamás a las fuerzas armadas de EEUU; el que se enfrentó a la dictadura comunista China y su campaña para dominar el mundo; el que rechazó el comunismo cubano con el que Obama coqueteaba; el que fue a Polonia a decir por todo lo alto que al final la Civilización Cristiana Occidental, no solo es la mejor, sino que ganará, que triunfará. Ese es el mismo Trump al que la propaganda mundialista secularista sin Dios de los medios enfocó todo su odio y toda su ira.

Ahora que EEUU está a punto de caer ante la furia de la bestia, ahora que la tragedia se avecina y los contrarios a la civilización occidental intentarán otra vez transformar el país en su paraíso, inspirado en la Escuela de Frankfurt. Esto es una tragedia similar a la caída de Constantinopla, o la caída de Moscú, o el desastre de la armada Invencible… Ahora, más que nunca todos los seguidores de la Ley Moral Natural, todos los que temen a Dios, tienen por necesidad unirse para resistir la purga que van a realizar los globalistas amorales. La persecución se desatará y será terrible. Ante eso: Deus vult  y ante la lucha; sic pereant omnes inimici tui domine

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2021 Quixote Globe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.