EL ASALTO AL CONGRESO: fin del sueño y la pesadilla americana

Asalto al congreso _ Donad TrumpEL ASALTO AL CONGRESO

No hay necesidad de resumir los eventos de ayer otra vez. Todo el mundo ha visto el asalto al Congreso de los EE.UU. en Washington DC en vivo en la televisión.  Pero las circunstancias excepcionales de los Estados Unidos no se limitan a este asalto.  Se está llevando a cabo un proceso específico que no ha comenzado ayer y que no terminará con el aseguramiento del edificio del Congreso.

Hemos descrito en nuestros artículos anteriores cómo los EE.UU. estaba empezando a perder el dominio global, y cómo las contradicciones y conflictos internos se iban a agudizar.

Por lo tanto, el asalto al Congreso ya había anunciado su llegada. Los eventos de ayer hicieron este proceso obvio y visible simbólicamente. El fin de la vieja era y el comienzo de una nueva ha sido anunciado ayer.

¿Pero cómo evaluarán los libros de historia en el futuro el asalto al Congreso y cómo describirán sus consecuencias? Intentemos en este artículo responder a estas preguntas.

EL EE.UU. ES A PARTIR DE AHORA UN PAÍS MULTIPOLAR

No sólo el mundo, los EE.UU. es de ahora en adelante un país multipolar también. La lucha dentro de los EE.UU. no es sólo un simple conflicto sobre los resultados electorales. Los polos opuestos están dando la lucha en la vida y la muerte. Joe Biden no es sólo el candidato del Partido Demócrata, sino también el representante de los globalistas en los Estados Unidos. Donald Trump, por otro lado, no es sólo el candidato republicano, sino también la cara pública de los nacionalistas que se han convertido en una fuerza seria dentro del estado.

EL ORDEN ESTABLECIDO SE VE PERTURBADO

La contradicción en los EE.UU. entre estos dos polos tiene de hecho un carácter estratégico.  La situación actual difiere de las circunstancias postelectorales anteriores. La fracción representada por Trump prevé cambios fundamentales en la política de EE.UU. y parte del punto de vista de "resolver los problemas domésticos en lugar de vigilar el mundo". Biden, por otro lado, está decidido a continuar el papel de policía mundial de los EE.UU.

Por lo tanto, el orden establecido en los EE.UU. se interrumpe a partir de ahora. Está tan alterado que el Congreso de los EE.UU. fue atacado por la llamada del presidente. La era de "quienquiera que gane las elecciones, la política gubernamental de los EE.UU. continúa con todos integrados" ha llegado a su fin.

EL ABISMO SE PROFUNDIZARÁ

Quienquiera que ocupe la Casa Blanca, esta lucha entre los dos polos continuará a pesar de algunos compromisos o alto el fuego. Ambos lados tienen un poder comparable no sólo en términos de votos sino también en cuanto a su peso dentro del estado.  Como hemos mencionado anteriormente, Trump es mucho más que una figura divertida, también representa una nueva comprensión y una nueva estrategia para los EE.UU. Por lo tanto, no importa si Trump se queda o se va, esta estrategia seguirá imponiéndose.  Un polo no ganará fácilmente sobre el otro.

En resumen, este abismo continuará profundizándose con el asalto al Congreso de los EE.UU.  Los titulares de los periódicos de EE.UU. de hoy apuntan a los duros conflictos que se avecinan.

CONTRADICCIONES DOMÉSTICAS EN LOS ESTADOS UNIDOS

Este profundo abismo en los EE.UU. no se limita al aparato estatal. Las contradicciones entre los diferentes estados dentro de los EE.UU. se mostrarán más claramente de manera inevitable. Tal vez no mañana mismo, pero incluso los "Estados Unidos de América" pueden en algún momento del futuro convertirse en un tema de debate.

La división entre el estado y la gente también se profundizará. El asalto al Congreso de los EE.UU. puede ser tomado como un ejemplo, y muy probablemente más protestas callejeras estallarán dentro de las masas de población insatisfechas por diferentes razones.

Durante los meses de verano los negros se presentaron y mostraron su poder en las calles. Con el asalto al Congreso de los EE.UU., los blancos de Trump también han aparecido ahora. Ambos bandos han demostrado que son capaces y están dispuestos a luchar contra el estado si es necesario. Ahora, no sólo los negros sino también los blancos están descontentos.

Por supuesto que existe la posibilidad de que estas fuerzas callejeras no sólo entren en conflicto con el estado sino también entre ellas.

LA VERDADERA CARA DE LA "DEMOCRACIA AMERICANA"

El proceso electoral y el asalto al Congreso de los EE.UU. también han mostrado la verdadera cara de la democracia americana. Eventos similares, "sacudiendo la imagen" habían ocurrido en el año 2000 en la elección entre George W. Bush y Al Gore, durante cinco semanas el ganador de la elección no fue determinado. Bush fue sacado de las urnas al final como ganador, y el proceso del 11-S comenzó.

Las elecciones de 2020 han superado incluso ese desastre electoral. Durante mucho tiempo no se pudo determinar quién sería el futuro presidente de los EE.UU., y el asalto al Congreso de los EE.UU. ha coronado un proceso electoral desastroso.

También es necesario subrayar en este contexto la influencia que han adquirido los monopolios de los medios de comunicación social, la facilidad con que limitan la libertad de opinión y la libertad de expresión, y la facilidad con que censuran las opiniones no deseadas. Incluso el Presidente Trump ha tomado su parte de la censura. El proceso electoral de los Estados Unidos y el asalto al Congreso demostraron una vez más cómo los monopolios de los medios de comunicación social se han convertido en un arma y un problema grave.

...¿NOSOTROS NOS VOLVEREMOS HACIA ADENTRO?

El asalto al Congreso de los EE.UU. ha demostrado que los EE.UU., que querían prenderse fuego a nivel mundial, se ha quemado a sí mismo. Han ocupado países en todo el mundo, organizado golpes de estado, provocado las llamadas revoluciones de color. Washington quería diseñar el mundo pero le dispararon desde dentro.

Ahora los EE.UU. necesita gastar su energía y esfuerzos no hacia el exterior sino para resolver sus problemas internos. Este es el camino más lógico a seguir. Los EE.UU. tendrán que volverse hacia el interior tarde o temprano incluso si Biden se hace cargo del gobierno, y esta estrategia ganará aún más fuerza.

Asalto al congresoES HORA DE SER VALIENTE

El asalto al Congreso de los EE.UU., que demostró simbólicamente el proceso por el que pasan los EE.UU. hoy en día, tendrá inevitablemente consecuencias también en el ámbito internacional.

La reputación de los EE.UU. fue dañada no sólo internamente. La autoridad de Washington fue sacudida seriamente en todo el mundo a los ojos tanto de los aliados como de los adversarios. Incluso el ex presidente de los EE.UU. Bush ha comparado a su país con una república bananera, enfrentándose a estos acontecimientos. Las descripciones de los EE.UU. como "monstruo de un diente" o "tigre de papel" se entienden hoy mejor que ayer.

Por lo tanto, la situación actual de los EE.UU. abre nuevas oportunidades y caminos para las naciones oprimidas y en desarrollo del mundo. Aquellos que frecuentemente se enfrentan a las amenazas de los EE.UU. deben ahora reemplazar el miedo del Atlántico con pasos más decididos. Es hora de que países como Turquía tengan más valor. El asalto al Congreso es una oportunidad importante para nosotros también. Es el mejor momento para despertar del sueño americano y de la pesadilla americana.

UN DÍA HABRÁ UNA REVOLUCIÓN EN LOS EE.UU. TAMBIÉN

Los valientes pasos de Turquía y otros países similares, es decir, la resistencia contra el Campamento del Atlántico, también desempeñarán un papel clave en la solución de los problemas internos de los Estados Unidos. El fin de la explotación de los recursos mundiales por parte de los EE.UU. y la destrucción del reinado del dólar estadounidense secará los flujos de riqueza que vienen del exterior hacia los EE.UU. y por lo tanto provocará movimientos revolucionarios dentro de los Estados Unidos.

Tal vez sean los últimos de la lista, pero un día, habrá una revolución en los EE.UU. también. Pero esa revolución no tendrá lugar en un evento primitivo como el asalto al Congreso de los EE.UU., sino en una forma acorde con la tradición de los Washingtons y los Lincolns.


Articulo publicado con permiso de www.unitedworldint.com

Un comentario sobre «EL ASALTO AL CONGRESO: fin del sueño y la pesadilla americana»

  1. Me gusta este tipo de análisis rápido, a la par que profundo y que sugiere varios procesos que habrá que seguir detenidamente, dado que los movimientos revolucionarios vuelven a la palestra y demuestran que la democracia hay que defenderla como cualquier recurso material y tangible, tan importante como el territorio, no solo hay que crear las estructuras que nos permitan mantenerlas sino defenderla ante agresiones hostiles vengan de donde vengan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.