LAS REDES SOCIALES COMO HERRAMIENTA DE GUERRA 3.0

Guerra en las Redes SocialesGuerra en las Redes Sociales

Ya no queda duda de que las redes sociales son una herramienta para la guerra moderna de la era de la información. Hay muchos estudios sobre el uso de las redes sociales como medio de manipulación, pero pocos han analizado el uso de las redes sociales como herramienta de guerra. Hay muchos estudios analizando cómo se transforman las redes en un arma.

Todas las plataformas en las que se supone que los ciudadanos pueden hacer uso de su libertad de expresión e ideológica se han convertido en trampas donde no solo no se permite la expresión de todas las ideas, sino que se han poblado por innumerables agentes de inteligencia de diversos países que condicionan la percepción de los asuntos políticos.

Hay muchos estudios analizando el comportamiento de los usuarios de redes sociales, pero no hay tantos estudios analizando como los servicios de inteligencia de algunos países manipulan la información con la que los ciudadanos toman sus decisiones. La democracia entendida como un mercado donde las ideas se exponen e intercambian libremente ha dejado de tener sentido desde que los medios de comunicación se dedican a pervertir la información veraz.

Las redes sociales no son sino una versión actualizada de esa perversión. Hay estudios que han encontrado patrones de comportamiento reconocibles que permiten entrever diferentes operaciones de los servicios de inteligencia en redes. Uno de estos estudios ha encontrado tres pilares fundamentales en la guerra en redes sociales; el primero el tipo de redes sociales, después la propaganda y por último las noticias, e intercambio de información.

El estudio en cuestión sugiere que la adaptación de las redes sociales como herramienta de la guerra moderna es consecuencia de una lógica linear; la tecnología de Internet evolucionó para satisfacer las necesidades de la guerra de la era de la información alrededor del 2006 con el inicio de la Web 2.0, lo que permitió a los usuarios de Internet crear contenido en lugar de simplemente consumir información encontrada en Internet.

Por primera vez desde que comenzaron los medios de comunicación de masas el individuo podía decidir qué información quería consumir, se había roto la dirección jerárquica y unidireccional de los medios tradicionales. Pero la revolución comunicativa de Internet no solo permitió que los usuarios pudieran seleccionar qué noticias quieren ver, sino que también podían usar la web para crear noticias basadas en sus opiniones.

Guerra en las Redes SocialesEl mundo de los bloggers ha traído un universo paralelo de información contra opuesta a la versión homogénea de la realidad que presentaban los medios de masas. La naturaleza social de los humanos finalmente condujo a la creación de redes virtuales. Esto ha creado una disyuntiva en la que los medios de comunicación están obligados a dar paso hacia una forma de comunicación más personalizada. Esta nueva forma de comunicación provista por Internet no ha tardado en volver a su origen militar.

Guerra de Información Digital

La personalización del uso de la información de internet ya está analizada e influenciada por poderes facticos e institucionales, incluso por grupos terroristas. Esta nueva forma de comunicación es usada por los actores estatales y no estatales, quienes utilizan las redes sociales para aplicar técnicas de propaganda probadas en el tiempo para obtener resultados de largo alcance. La guerra en redes sociales es un mero escenario de guerra nuevo donde diferentes poderes pugnan por la influencia de una audiencia incauta que cree estar recibiendo información fidedigna de otros usuarios.

Los actores que quieren explotar el uso de propaganda en redes sociales aprovechan una narrativa existente, luego amplifican ese mensaje con una red de cuentas automáticas "bot" para forzar al algoritmo de la plataforma de redes sociales a reconocer ese mensaje como un trending topic. La decisión personal sobre qué información es relevante o no está manipulada por una serie de herramientas propagandísticas aplicadas al entorno digital.

La coerción y la persuasión continuarán siendo factores decisivos en la guerra en redes sociales a medida que más países intenten construir operaciones de influencia en las redes sociales. Siendo un escenario de guerra donde no hay que invertir grandes recursos en comparación con otros escenarios, es de sensato pensar que todos los países desarrollaran sus divisiones de redes sociales en breve.

Con anterioridad las formas tradicionales de ciberataque  se dirigían contra los estados o sus instituciones,  hoy los ciberataques se dirigen a las personas dentro de una sociedad para influir en sus creencias y comportamientos, y se hace a través de las redes sociales. Es una forma de guerra política en la que el principal objetivo es que la población deje de tener confianza su propio gobierno y que dejen de tener apego por los valores que rigen la sociedad en la que viven.

Por lo tanto, en lugar de atacar la infraestructura militar o económica, los actores estatales y no estatales pueden acceder a flujos regulares de información online a través de las redes sociales para influir en los grupos en red dentro de un país concreto.

El artículo publicado en Strategic Studies Quarterly analiza como los sitios de redes sociales como Twitter y Facebook emplean un algoritmo para analizar palabras, frases o hashtags para crear una lista de temas ordenados por orden de popularidad. Hay que reconocer que la primera batalla en la guerra en redes sociales la ganan los propietarios de la red social, que son quienes imponen censura para unas opiniones dejando libertad y promoción para otras.

Los propios propietarios de las redes dividían a sus usuarios por afinidades ideológicas. Con este panorama el autor plantea un problema, y es que las redes sociales facilitan redes de usuarios con ideas afines ¿Cómo puede entonces hacerse una guerra en redes sociales sin tener acceso ak  enemigo que está protegido tras un insalvable algoritmo? La solución propuesta son los  trending topic.

Esta "lista de tendencias" es una forma rápida de revisar los temas más discutidos en un momento dado. Las redes sociales, un tema de tendencia "captará la atención de una gran audiencia por un corto tiempo" y, por lo tanto, "contribuirá a los mecanismos de configuración de la agenda". Los manipuladores pueden insertar propaganda en una plataforma de redes sociales, crear una tendencia y difundir rápidamente un mensaje  de una manera más barata que a través de cualquier otro medio de comunicación. Usar un flujo de palabras clave que están usando millones de usuarios simultáneamente es una manera perfecta de diseminar propaganda entre usuarios con tendencias ideológicas dispares.

Guerra en redes SocialesEl algoritmo y la Guerra en Redes Sociales

Con este tipo de engaños a los algoritmos de las propias redes, la guerra en redes sociales facilitan la difusión de una narrativa fuera de un grupo social particular.

El dinamismo se basa para el autor en cuatro factores: (1) un mensaje que se ajusta a una narrativa existente; (2) un grupo de verdaderos creyentes predispuestos al mensaje; (3) un equipo relativamente pequeño de ciberguerreros; y (4) una red de cuentas automatizadas "bots". Es una logística mucho menor que la necesaria para una confrontación abierta, incluso para una operación de guerrillas.

Un trending topic puede difundir un mensaje a un amplio grupo fuera de la red social de una persona. El dominio del trending topic es un método poderoso para difundir información. Anteriormente grupos terroristas, como al-Qaeda, preferían crear sitios web, pero ahora prefieren las redes sociales. El número de usuarios que accede a una dirección web es mucho menor que el que sigue un trending topic en redes sociales.

Por otro lado, la dirección web es conocida por un número reducido de personas ya fieles a la ideología que se propaga, y la intención es captar nuevos fieles a la causa. Los grupos que intentan difundir un mensaje lo más ampliamente posible pueden confiar en la función de trending topic para llegar al usuario objetivo a través de múltiples redes.

Los actores manipuladores  que buscan influir en una población a través de los trending topic suelen crear una red de cuentas de bot programadas para tuitear en varios intervalos, responder a ciertas palabras o retuitear cuando sea dirigido por una cuenta maestra. No es difícil encontrar online software programado para automatizar la gestión de varias cuentas de redes sociales, ni es complicado entrar Inteligencia Artificial programada para simular ser una persona humana defendiendo una u otra postura.

Esta IA escanea las redes en busca de palabras clave para diseminar un mensaje a favor o en contra. En definitiva las redes sociales son un arma de guerra, y técnicas como la optimización de motores de búsqueda y el dominio de la tendencia se volverán comunes en futuras guerras. Manipular la información tendrá como objetivo hacer que la otra parte cambie su curso de acción; uno de los principales objetivos de la guerra de información es alterar la toma de decisiones del enemigo.

La facilidad de uso y la gran cantidad de bots activos y bots durmientes indican una alta probabilidad de que la guerra en redes sociales siga incrementando su importancia como escenario bélico, especialmente a medida que más y más organizaciones estatales y no estatales se dan cuenta del impacto que pueden tener en un adversario. Las redes sociales no son un canal de comunicación que parece inocente, precisamente por eso la opinión de las redes sociales no está excluida de las operaciones de guerra psicológica.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2019 Quixote Globe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.