BATALLA DE «DIEN BIEN PHU»: FACTORES QUE INFLUYEN EN LA TOMA DE DECISIONES DEL NIVEL OPERACIONAL – I

La política del país, el entorno internacional, la geografía del teatro de operaciones,  la doctrina del instrumento militar propio y la del adversario, la misión asignada y los prejuicios del propio Comandante  ponen en juego una serie de variables que influyen directamente en las operaciones militares y el resultado de las mismas. A través del proceso histórico que desembocó en la batalla de Dien Bien Phu, seguiremos las acciones que llevo al General Henry Navarre a la derrota y analizaremos como los factores mencionados anteriormente pudieron influir en sus decisiones.

INDOCHINA Y LAS POTENCIAS COLONIALES ANTES DE 1945

LA COLONIZACIÓN EUROPEA.

Los europeos se expandieron por el globo en busca de recursos y la región de Indochina no escapó a la búsqueda de riquezas por parte de los mismos. Los portugueses, primeros en arribar a la región, se apoderaron de la península de Malaca en 1511, conquistando Timor Oriental. Con posterioridad, los españoles tomaron las Filipinas, apoderándose de Cebú en 1565 y Luzón en 1571. Los holandeses establecieron un asentamiento en la costa de Malasia en Malaca, ocupando eventualmente las Indias Orientales. Por su parte los británicos obtuvieron concesiones en Penang en 1791 y en Singapur en 1819, asegurando el tránsito de sus buques y luego anexando Birmania entre 1824 y 1886, logrando proteger el acceso a la India por Oriente. Posteriormente avanzaron sobre la península de Malaca, que sumado a las anteriores posesiones le brindaban el control de las únicas rutas que unen el océano Indico y el Pacifico con claras intenciones de negárselas a los franceses. En este contexto entre 1859 y 1899, Francia ocupo Laos, Camboya y el actual Vietnam. Estados Unidos fue el último en sumarse a la región, ocupando las Filipinas después de derrotar a los españoles en 1898. Tailandia no fue ocupada y sirvió como un estado tapón para evitar enfrentamientos directos entre ingleses y franceses.

Historical Map of Asia (1914)
Poderes coloniales en Asia 1914

Los colonizadores se beneficiaron en el detrimento de la cultura y la economía local, lo que produjo paulatinamente un crecimiento en la oposición hacia los ocupantes, quienes reaccionaban enérgicamente ante estos, sofocando cualquier tipo de alzamiento. La oposición hacia las potencias coloniales se generalizó a medida que los subyugados tomaban conciencia de la idea de nacionalismo y reclamaban el derecho a gobernarse a sí mismos.

Esta conciencia fue fortalecida desde los años 20 por los principios del comunismo, desde la teoría con Mao Tse-tung y en la práctica de la mano de Ho Chi Minh. Éste lideró la Liga Revolucionaria Juvenil, de donde nace el partido Comunista Indochino en 1929. Ya existían partidos comunistas en la región, quienes fueron la primera oposición política clandestina contra los dominadores coloniales. Esta oposición no tuvo la solidez necesaria ya que o eran sofocados violentamente por los colonizadores o soportaban un status quo, debido a la falta de un elemento unificador como así también la actitud de los colonizadores, como es el caso de EE. UU. al conceder la independencia a las Filipinas.

LA INTERVENCIÓN DEL IMPERIO JAPONES.

Luego de los triunfos militares contra China (1894-1895) y Rusia (1904-1905), el Japón emprendió una política expansionista para lograr su prosperidad. Esta política condujo a la ocupación de Corea en 1910 y los ataques a Manchuria en 1931 y China en 1937. El sostenimiento de estas operaciones se veía afectado por la falta de recursos del Japón y en ese marco podemos vislumbrar la decisión de atacar a los EE. UU. y posteriormente las posesiones coloniales de europeos y americanos en el sureste asiático y el Pacifico.

Dentro de este contexto, el Japón tenía como objetivo la creación de una ¨Esfera de Coprosperidad en la Gran Asia Central¨ incorporando a Filipinas, Malaya, Borneo y las Indias Orientales. El objetivo era que, bajo su control, proporcionaran las materias primas necesarias para sus fuerzas armadas, logrando así -a pesar de la oposición política propia- una posición de fuerza tal que los europeos y americanos se vieran disuadidos de atacarlos. El ingreso sorpresivo de Japón a la II Guerra Mundial, mediante el ataque a “Pearl Harbor” el 7 de diciembre de 1941, sumado a que las potencias europeas estaban empeñadas en contra de Alemania, le permitieron a Japón triunfar militarmente en el Sureste Asiático.

Los americanos fueron derrotados en Guam y la isla de Wake y los británicos en Hong Kong, habilitando la proyección de fuerzas que permitió la caída de Singapur y la península de Malaca el 15 de febrero de 1942, y la posterior derrota de la Armada Holandesa el 27 de febrero en la Batalla del Mar de Java, rindiendo las Indias Orientales Holandesas el 9 de marzo.

"¡Miren! Estados Unidos, Inglaterra, los Países Bajos y otros nos han estado manteniendo presionados con la fuerza militar y nos han hecho cosas malas en el Gran Este de Asia". - Propaganda anticolonialista japonesa.

Los EE. UU. perdieron las Filipinas el 6 de mayo, mientras los británicos se retiraban de Birmania y Tailandia y la Indochina francesa caían bajo la influencia de Japón. Este avance japonés, que en menos de 6 meses consolidó la ¨Esfera de Co-prosperidad Conjunta del Asia Oriental Mayor¨, asestó un golpe demoledor al prestigio colonial, quitándoles el mito de la invencibilidad y alentando a los movimientos anticolonialistas de la región.

Japón ofreció a las colonias la posibilidad de la independencia bajo sus propias reglas, lo que a la larga se convirtió en la sustitución de una colonización por otra que estaba determinada a extraer en su favor todos los recursos de la región. Sin embargo, esto permitió que los grupos nacionalistas ganaran espacio político o se convirtieran en foco de la oposición popular.

En Indochina, particularmente, el emperador Bao Dai no representaba ningún espacio político o agrupación y colaboró con los japoneses. Mientras que, por otro lado, los nacionalistas, que contaban con apoyo popular, se dedicaron a partir de 1941 a organizar la oposición armada al régimen japonés, los cuales recibieron ayuda de los aliados, especialmente de la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS) de los EE. UU. Dentro de este contexto, las guerrillas contra los japoneses fueron apoyadas por los británicos y los EE.UU. que incluso sumaron a sus fuerzas armadas como lo fueron las fuerzas guerrilleras nacionalistas Filipinas.

Henri Navarre, comandante en jefe del ejército francés en Indochina, con el emperador Bao-Dai.

En Vietnam, fueron los comunistas quienes tomaron la iniciativa, con la creación de la Viet Nam Doc Lap Dong Minh Hoy (Liga para la Independencia de Vietnam, abreviado comúnmente como Viet Minh), en mayo de 1941 bajo la guía de Ho Chi Minh, recibiendo apoyo militar de la OSS pero el Viet Minh puso su foco en la captación del apoyo popular y no en atacar a los japoneses.

CONSECUENCIAS DE LA II GUERRA MUNDIAL.

La II Guerra Mundial produjo un quiebre en la historia del Sureste Asiático. En un período de cuatro años, los regímenes coloniales no sólo perdieron el prestigio que tenían a los ojos de los locales, sino que también la ocupación japonesa disparó las demandas de independencia de toda la región, incrementando vigorosamente los movimientos nacionalistas y eliminando las posibilidades a los países colonialistas de reasumir el control.

A pesar que los americanos habían remarcado abiertamente la descolonización y la libertad política, los países se aprestaron a la recuperación de sus colonias asiáticas, haciendo inevitable el conflicto armado.

CONSIDERACIONES PARCIALES

La expansión de los países europeos en busca de recursos llevo a la colonización de Indochina por parte de Francia a partir de 1859. La presión ejercida por los franceses sobre la población para extraer sus recursos gestó el deseo de la independencia del pueblo vietnamita. Este deseo de independencia fue fortalecido por los principios del comunismo, concretándose en la Liga Revolucionaria Juvenil, que da origen al partido Comunista Indochino en 1929, liderado por Ho Chi Minh.

Japanese advance to Lang Son1940.jpg
Soldados del ejército japonés avanzan a Lang Son, en la Indochina francesa, en septiembre de 1940.

La caída de la Indochina francesa en manos japonesas en 1941 sólo fue un cambio del país dominante que propicio la consolidación y determinación del pueblo vietnamés de conseguir la independencia, apoyados por los E.E.U.U. Con la derrota del Japón en 1945, Ho Chi Minh proclamó el 2 de septiembre la independencia de la República Democrática de Vietnam, apoyado por la OSS. A pesar de ello los europeos, iniciaron la recuperación de sus colonias.

CONFLICTO DE INTERESES - EL REGRESO DE FRANCIA.

A partir de la operación Overlord, llevada a cabo por los aliados el 6 de junio de 1944, Francia de la mano del General Charles de Gaulle intenta consolidar y unificar el gobierno, el cual se hallaba disperso en diferentes entidades civiles y paramilitares francesas.  Ello, mediante acuerdos locales y con Rusia, sumado a demostraciones de fuerza como lo fue el ingreso del Ejército Francés a la ciudad de Paris, permitido por el General Eisenhower a pedido del General De Gaulle. A finales de 1944, Francia contaba con un ejército de campaña de 230.000 hombres (el I Ejército al mando del General de Lattre y la 2da División Blindada al mando del General Leclerc), con equipamiento arrendado a los americanos, a órdenes del Comandante Supremo Aliado, el General Eisenhower; fuerzas de soberanía (las destinadas a preservar el control de las colonias) compuesta por 150.000 hombres, una flota de más de 300.000 toneladas y 500 aviones que sumaban 30.000 hombres. Estos últimos armados e instruidos por los EE. UU.

A partir del 1940 se mantuvo un Status Quo con respecto a las fuerzas coloniales desplegadas en Indochina, luego de que el General Catroux, a la cabeza del Gobierno General de Indochina, firmara en Tokio una convención que respetaba la autoridad francesa sobre el territorio indochino a cambio de facilidades militares, ya que Japón estaba empeñado en contra de China. A principios de 1945, los japoneses visualizaron la futura derrota, por lo cual decidieron facilitar la independencia de las colonias, la que estaba en gestación desde tiempo atrás de la mano de Ho Chi Min, quien era menospreciado en algún punto por las autoridades francesas. Es así que el 9 de marzo tropas japonesas atacaron las guarniciones francesas, destruyéndolas por completo, obligando a las fuerzas sobrevivientes a huir hacia el norte para reunirse con las fuerzas chinas. La consecuencia inmediata de esta acción fue la desaparición de la administración indochina y la penetración clandestina de las bandas revolucionarias.

Viet Minh - First Indochina War
Tropas del Viet Minh entrando en Hanoï, Vietnam, 1945.

Ho Chi Minh, luego de la capitulación de Japón, se apoderó de Hanoi el 19 de agosto, y luego de la abdicación de Bao Dai, constituyó el 2 de septiembre el gobierno provisorio de la Republica de Vietnam favorecido por elementos de los servicios secretos americanos. En este mes capitularon las fuerzas japonesas acantonadas en Indochina, las que se rindieron al sur del paralelo 16 a las fuerzas británicas y al norte a las fuerzas chinas. La recuperación del norte en manos de China necesitó de coordinaciones de alto nivel ante la negativa de las fuerzas armadas chinas de liberar la región. Francia reaccionó organizando, aunque lentamente, en el sur del país una fuerza colonial de dos divisiones para recuperar el territorio, apoyado por los EE. UU. quien facilitaría el armamento, arribando con medios navales propios en octubre al mando del General Leclerc.

Durante 1946 Francia y Ho Chi Minh firmaron acuerdos y llevaron adelante reuniones en Vietnam y Francia. Las conversaciones entre las partes finalizaron luego del sorpresivo ataque de las fuerzas del Viet-Minh el 19 de diciembre de 1946, las que fueron repelidas y dieron lugar al inicio de una guerra de guerrillas por parte de los vietnamitas. El 1946 fue un año turbulento en lo que a política se refiere en Francia, el General De Gaulle deja el gobierno el 20 de enero mientras se gestaba la nueva constitución que daría cuerpo a la IV República, quedando en manos de la Asamblea Constituyente hasta el nombramiento de Vincent Auriol como presidente de Francia el 16 de enero de 1947.

Durante 1947 el interés de Francia se inclinó hacia los sucesos en su colonia marroquí. Esta última mostraba signos claros de querer independizarse y, si bien Francia pretendía lo mismo, consideraba prematura la reacción del gobierno local. Esta situación se daba en un contexto donde las fuerzas armadas francesas eran casi inexistentes; los países africanos musulmanes apoyaban a Marruecos; la posición política de los americanos y de las Naciones Unidas era a favor de la independencia de las colonias que estaban bajo protección / control de cualquier país; y Rusia junto con sus países satélites estaban también a favor de la independencia de Marruecos, esperando el momento en que Francia se retirara para aguardar la probable situación de crisis del nuevo país y así avanzar fácilmente con su política comunista.

Vincent Auriol
Vincent Auriol firmó los Acuerdos de Elysee en nombre de Francia

Hacia fines de 1948, el ejército del Viet-minh había sido rechazado al norte cerca de la frontera con China. Para ese entonces, las fuerzas expedicionarias francesas se vieron reducidas a 108.000 hombres a causa del presupuesto, y el gobierno francés decide tratar con Bao-Dai la independencia de Vietnam a cambio de la adhesión de este a la Unión Francesa. El triunfo de Mao-Tse-Tung cambió drásticamente la situación y rápidamente se fortaleció el Viet-minh, iniciando una ofensiva hacia febrero de 1950 que obligó al repliegue francés en octubre de ese mismo año.

La falta de recursos franceses, la demora en la conformación del ejército vietnamita y la poca factibilidad del apoyo americano (aviones de bombardeo, de reconocimiento aéreo y armamento para el ejercito de Vietnam), sumado a la necesidad de proteger Hanoi estableciendo un área de no ceder, inclinó la decisión a la designación de un Comandante, capaz de asumir los riesgos que la situación imponía. En esta situación fue designado Alto Comisario y Comandante de Indochina al Mariscal Jean de Lattre, quien debía cubrir el Delta del Norte, infligir severas derrotas al Viet-minh y crear una organización política/militar vietnamita de manera urgente, produciendo un cambio en gran parte de la plana mayor de las fuerzas desplegadas en Indochina.

Général Salan Indochine
“South Asian Indochina” magazine , February 1953. General Raoul Salan in Na San.

Su plan se cumplió en parte, ya que murió al año de asumir su cargo. Su sucesor, el General Salan, recibió por un lado un ejército vietnamita equipado -debido que el Mariscal en persona visitó Washington para requerir ayuda- y, por otro lado, un enemigo que tenía la capacidad de soportar gran cantidad de pérdidas humanas al reclutar tropas y arroz del Delta.

En 1953 las fuerzas del Viet-minh se movían con libertad y avanzaban hacia el sur, dirigiéndose también hacia el sur oeste (Laos). Las fuerzas francesas, de aproximadamente 25 divisiones, se reunían como erizos en tornos a aeródromos y habían perdido toda movilidad. Por lo tanto, se decidió relevar al General Salan por el General Henri Navarre para revertir esta situación que podría tornarse desesperante si terminaba la época de lluvias y el Viet-minh retomaba la ofensiva.

EL TEATRO DE OPERACIONES Y SU ENTORNO - LA CAMPAÑA DE NAVARRE

El General Navarre, quien no tenía ninguna experiencia ni conocimiento sobre Oriente, fue designado al mando de las fuerzas de Indochina el 8 de mayo, mientras se encontraba ejerciendo funciones como Jefe de Estado Mayor del Comando de la OTAN en Europa Central.

La misión encomendada fue la de obtener una salida favorable del conflicto, ya que el gobierno francés entendía que era una causa perdida, pero no recibió ninguna orientación acerca de cómo lograrla. La primera noticia que le hicieron llegar fue que, a partir de su nombramiento, el poder civil y el poder militar quedaban divididos y no tendría control total sobre el Teatro de Operaciones.

LA SITUACIÓN AL ARRIBO DEL GENERAL NAVARRE

POLÍTICA

El 18 de mayo el General Navarre partió hacia Indochina. A su arribo, encontró a su Estado Mayor y comandos totalmente desorganizados, ya que los oficiales superiores volvían a Francia sin ningún tipo de escalonamiento. Por lo tanto, se vio obligado a designar nuevos jefes y a reorganizar su Estado Mayor tanto en cuanto a sus métodos de trabajo como a su composición, pasando de uno eminentemente terrestre a otro de carácter conjunto combinado.

Después de reconocer el terreno y tomar contacto con todos los involucrados en la región, partió el 2 de julio a exponer su plan de acción a Francia, tal como se lo habían ordenado. En su plan solicitó la unificación de la autoridad civil y militar en una sola persona o, al menos, relegar la autoridad militar sólo a una función diplomática para poder conducir plenamente las acciones de guerra que requería la situación. Esta proposición fue desestimada por el nuevo gobierno que estaba a cargo, designando como Comisionado General al Embajador Dejean. Esta decisión del gobierno ciertamente afectaría la conducción de la guerra pero el General Navarre conocía la capacidad y la simpatía que el Embajador sentía por los militares, por lo que creyó que no habría dificultad en trabajar con él, regresando juntos a Saigón el 1 de octubre.

Field Headquarters of General Navarre, General Cogny and Colonel de Castries, Dien Bien Phu in Northwest Vietnam in 1954
Centro de operaciones del general Navarre, general Cogny y coronel de Castries, Dien Bien Phu en el noroeste de Vietnam, en 1954.

La política francesa en este punto no favorecía las acciones de ningún tipo: parte del sector político quería una salida honrosa prolongando la guerra un poco más; el resto quería una salida inmediata a todo costo, ya que la consideraban una empresa puramente del estamento militar, después de diecinueve gobiernos y siete comandantes a lo largo de siete años de guerra sin un objetivo político. Los lineamientos políticos de recuperar las colonias pasaron a la creación de la independencia de los Estados Asociados dentro del cuadro de la Unión Francesa, ésta sólo era una cubierta para facilitar la salida de Francia de Indochina y la independencia de los estados indochinos, aunque algunos pretendían una real unión con Francia, tomando así partido por uno u otro bando. En este sentido, la intervención de los EE. UU. en apoyo sólo daría por resultado en cualquier final posible la independencia de Indochina.

El sector militar francés, que conocía un poco más de la situación en Indochina, quería finalizarla a toda costa para reconstituir sus fuerzas armadas. Por otro lado, el Vietminh se había constituido en un verdadero estado, había creado en torno a él una mística racial y nacional que, sumado al adoctrinamiento, lograban una poderosa autoridad sobre más de la mitad de la población. El resto de Indochina se encontraba totalmente divido. En estas condiciones, el Vietminh consagró todas las fuerzas de la nación a la guerra, bajo la conducción de un solo jefe político y un jefe militar.

MILITAR Y GEOGRÁFICA

Las fuerzas armadas francesas no estaban preparadas para una guerra diferente a Corea o la última Gran Guerra. Ésta era una guerra sin Frente, sostenida por masas que realizaban operaciones con fuerzas regulares. Las fuerzas francesas en Indochina se concentraron en el Rio Rojo y el Mekong, donde protegían los puertos y bases; y el enemigo, el arroz y la zona de reclutamiento, dejando a las zonas boscosas y montañosas en manos de fuerzas de segundo orden (laosianos, thai, moi y camboyanos), quienes estaban mejor adaptados a esa geografía.

Esta situación se modificó cuando las fuerzas del General Giap cambiaron su centro de gravedad sobre la zona controlada por fuerzas de segundo orden, transformando el teatro de operaciones y siguiendo un plan estratégico que estaba alineado con la organización de sus fuerzas armadas, flexibles, poderosas y adaptadas al país. Sólo sus fuerzas de campaña estaban constituidas por siete divisiones de infantería con armamento portátil moderno, con muchos regimientos independientes que elevaban el efectivo a nueve divisiones. Además de una división pesada con unidades de artillería, una unidad de ingenieros y de defensa antiaérea. Todo esto incluía una fe ideológica sólida y un odio encarnizado al enemigo, viviendo con el pueblo y sostenido por él.

Por otro lado, las fuerzas francesas no estaban constituidas siguiendo estrategia alguna, sin continuidad a través del tiempo bajo diversos comandos político – militares. Poseía tanques, artillería y aviación, pero todo este material, a pesar de dar un mayor poder de fuego, estaba diseñado para otro tipo de guerra, ya que era muy difícil movilizarlo fuera de la ruta o por los angostos puentes de la región.

Ho Chi Minh, left, plotted strategy with Gen. Vo Nguyen Giap, right, before the battle of Dien Bien Phu in 1954.
Ho Chi Minh, izquierda, trazó una estrategia con el general Vo Nguyen Giap, derecha, antes de la batalla de Dien Bien Phu en 1954. - Reuters.

A pesar de ello, los franceses controlaban el Delta del Tonkín, la zona costera hasta Mokay, y los campos fortificados de Nasam y Laichau. El Alto Laos estaba seriamente comprometido por la ocupación enemiga de Dien Bien Phu. El resto era recorrido por bandas rebeldes que estaban bajo control del Vietminh. Lo que imponía una pronta reacción para evitar la llegada inminente del enemigo, que ya estaba totalmente infiltrado y obligaba a colocar puestos fijos en innumerables lugares (alrededor de cinco divisiones) para asegurar las rutas, abastecimiento y la protección de los locales.

Esta situación se enmarcaba, por un lado, en la asistencia de China desde que se consolidó como país comunista, convirtiéndose en el sostén logístico del Vietminh, mientras que la logística de las fuerzas francesas se encontraba a miles de kilómetros de los EE.UU. y Francia. Por otro lado, se debe tener en cuenta la capacidad para mantener el secreto por parte del Vietminh y la falta de control del lado francés, debido a la prensa, la gran cantidad de informantes que tenía el Vietminh, la falta de control del gobierno en el uso de la información y la falta de concientización de las fuerzas desplegadas en Indochina. Sin embargo, los franceses contaban con un mayor poder de fuego a través de sus tanques, artillería y aviación. Ello, sumado a la movilidad estratégica que le conferían sus medios de transporte terrestre (tren y ferrocarril), marítimos y aéreos y un incipiente ejército formado con los países asociados.

"DIEN BIEN PHU": FACTORES QUE INFLUYEN EN LA TOMA DE DECISIONES DEL NIVEL OPERACIONAL - II

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2019 Quixote Globe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.