Tecnología hipersónica: ¿una evolución de las armas nucleares?

Resumen

Los sistemas de entrega hipersónicos son una grave preocupación porque son potencialmente rápidos y lo suficientemente maniobrables como para evadir los sistemas defensivos existentes. Mientras el ejército de EE.UU. considera la posibilidad de mejorar su arsenal nuclear, los sistemas vectores hipersónicos son una posible opción. El aumento de la investigación sobre tecnologías hipersónicas en las dos últimas décadas demuestra que existe una viabilidad técnica para las armas convencionales hipersónicas. El caso de las armas hipersónicas con armas nucleares (NAHW) es más complicado. Este artículo considera las NAHW desde el punto de vista del pensamiento de la disuasión y sugiere que una NAHW es coherente con el pensamiento actual de los EE.UU. sobre la disuasión con respecto a los misiles balísticos, los misiles de crucero y los sistemas de defensa contra misiles existentes. Sin embargo, llegamos a la conclusión de que hay pocas ventajas en los sistemas vectores nucleares hipersónicos en relación con los sistemas vectores de armas nucleares existentes.[1]

*****

El subsecretario de investigación e ingeniería del Departamento de Defensa, Michael Griffin, declaró recientemente que la tecnología hipersónica es su principal prioridad tecnológica.2] El ex comandante del Comando Estratégico de EE.UU., el general John Hyten, dice que los EE.UU. actualmente no tiene "ninguna defensa que pueda negar el empleo" de armas hipersónicas.3] Estas declaraciones demuestran cómo las armas hipersónicas presentan oportunidades y desafíos estratégicos únicos. Por ejemplo, las armas hipersónicas prometen derrotar los sistemas de defensa de misiles existentes, algo que los limitados salvamentos de misiles balísticos intercontinentales (ICBM) no pueden hacer.4] Actualmente, los EE.UU., Rusia y China están trabajando activamente para desarrollar sistemas avanzados de armas hipersónicas, y otros países están interesados también.5] Los informes públicos describen el desarrollo hipersónico de EE.UU. en términos de sistemas convencionales capaces de proporcionar una capacidad de ataque rápido y de largo alcance.[6]

Se ha discutido mucho sobre las armas hipersónicas convencionales. Gran parte de esta investigación considera si las armas hipersónicas convencionales podrían resultar desestabilizadoras.7] Sin embargo, ha habido poco examen específico de si los sistemas de lanzamiento hipersónico de armas nucleares pueden resultar desestabilizadores. Argumentamos que las armas hipersónicas de los Estados Unidos no serán desestabilizadoras en términos de disuasión nuclear.

El análisis comienza por considerar cómo los cambios tecnológicos evolutivos se desarrollaron simultáneamente con el pensamiento disuasorio y cómo los estudiosos anteriores evaluaron el impacto de la tecnología en el pensamiento disuasorio. Luego evalúa cómo un NAHW podría afectar el pensamiento disuasorio. Comparamos los futuros NAHW con tres sistemas tecnológicos existentes relacionados con la energía nuclear: ICBM, misiles de crucero y defensa de misiles. El análisis examina el desarrollo histórico de cada elemento para mostrar que la tecnología hipersónica de los EE.UU. es evolutiva en relación con estos elementos. También considera si los elementos se combinarán sinérgicamente. A continuación, nuestro análisis evalúa las posibles implicaciones de que dos partes tengan NAHW, de nuevo en el contexto de los parámetros clave de los sistemas existentes. En última instancia, llegamos a la conclusión de que el desarrollo hipersónico es evolutivo; por lo tanto, los TANH no serán desestabilizadores en relación con la tecnología de lanzamiento de armas nucleares existente ni ofrecerán una gran ventaja. Aunque un análisis histórico de la tecnología de componentes hipersónicos muestra un rápido avance, ningún PNA ha sido objeto de un estudio de campo abierto.

Evolución y Tecnología

Los vehículos hipersónicos, comúnmente conocidos como sistemas altamente maniobrables que viajan a velocidades de al menos Mach 5, comprenden dos clases de sistemas hipersónicos: misiles de crucero hipersónicos y vehículos de planeo de impulso hipersónico.La palabra hipersónica generalmente se refiere a estos dos sistemas. Los misiles balísticos intercontinentales y los misiles balísticos lanzados desde submarinos (SLBM) viajan más rápido que el Mach 5 pero no son maniobrables, por lo que no se consideran armas hipersónicas a los efectos de este artículo. Aquí el foco está en las implicaciones de los sistemas de armas nucleares de alta velocidad y maniobrables. La maniobrabilidad permite a las NAHWs evadir potencialmente los sistemas de defensa de misiles. Esto los hace potencialmente útiles contra adversarios con defensas efectivas contra ICBM, SLBM, o misiles de crucero con armas nucleares.

La hipersensibilidad no es en realidad una tecnología única. Más bien es una clase de tecnologías relacionadas que deben combinarse para formar un sistema operacionalmente útil.  La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA) informa de que para que los sistemas hipersónicos tengan éxito es necesaria la combinación efectiva de varias tecnologías, entre ellas los motores de combustión supersónica de alta velocidad (scramjet), los materiales de alta temperatura capaces de gestionar las altas cargas de calor asociadas a los vuelos hipersónicos, las técnicas avanzadas de fabricación y las configuraciones avanzadas de los vehículos.Un análisis de las publicaciones de las revistas en cada área, que se muestra en la figura 1,[10] demuestra que las tecnologías hipersónicas han estado cambiando rápidamente en las últimas décadas.[11]

Figura 1. Número de revistas publicadas anualmente que informan sobre los progresos en la tecnología de los componentes hipersónicos e hipersónicos

 

Los rápidos cambios en las tecnologías hipersónicas no conducen necesariamente a alteraciones radicales en nuestro pensamiento sobre la disuasión. Muchos cambios tecnológicos son mejoras evolutivas en la tecnología que sólo catalizan la evolución del pensamiento estratégico. Sin embargo, en el caso de las armas nucleares, la mejora de la capacidad fue tan radical que la nueva tecnología revolucionó la forma en que las naciones pensaban en la guerra. Cuando se desarrolla una nueva tecnología como los sistemas vectores hipersónicos, ¿Cómo debe evaluarse en términos de pensamiento de disuasión? ¿Resultará ser un avance que cambie significativamente la disuasión, o será más bien un cambio importante pero incremental en la tecnología existente?

Bernard Brodie propuso la disuasión nuclear en 1946 en respuesta al tremendo poder de las armas nucleares. Para él, las bombas nucleares representaban un aumento de 700 veces el poder destructivo proporcionado por los bombarderos, lo que permitía que un solo avión en una sola misión pudiera destruir una ciudad. Aunque losB-29 eran vulnerables a diversas defensas -incluidos los aviones de combate, las armas antiaéreas o incluso los ataques terrestres preventivos- el potencial de destrucción que representaban los bombarderos con armas nucleares era tan grande que Brodie sostenía que el principal propósito de las armas nucleares era la prevención, no la lucha.[13]

Este concepto fue un desarrollo revolucionario en el pensamiento sobre la guerra. Los grandes ejércitos se habían utilizado durante siglos tanto para prevenir los ataques como para llevarlos a cabo. Como Thomas Schelling explicó, antes de la llegada de las armas nucleares, sólo se castigaba al perdedor, y luego, sólo después de haber perdido.14] Las armas nucleares podían destruir tanto y tan rápidamente, argumentó, que la aniquilación podía llegar a cualquiera de las partes en cualquier momento del conflicto. Brodie y Glenn Snyder razonaron que las armas nucleares cambiaron fundamentalmente la guerra, argumentando que el único propósito de las armas nucleares era disuadir.Schelling amplió aún más las ideas de disuasión, indicando que aunque las bombas nucleares no explotaron durante conflictos como la Guerra de Corea, la crisis de los misiles en Cuba y la Guerra de Vietnam, el espectro de las armas nucleares se cernía sobre las mentes de las grandes potencias, lo que impedía una escalada a niveles de conflicto aún mayores. En1996, Robert Pape consideró el papel de las campañas de bombardeo en la guerra y sugirió que las bombas nucleares se adaptaban mucho mejor a las amenazas que a los ataques reales. 17] En muchos sentidos, el tema de la disuasión se mantuvo notablemente consistente a lo largo del tiempo.

Mientras los estudiosos luchaban con la disuasión, la tecnología de las armas nucleares se transformó para crear nuevas y mejores bombas, sistemas de entrega y defensas. Las grandes potencias pasaron de ser meras bombas nucleares a bombas termonucleares; el rendimiento de las armas aumentó de decenas de kilotones a decenas de megatones, triplicando o cuadruplicando el tamaño de una ciudad que podía ser destruida.18] Los bombarderos aprovecharon una combinación de nuevas tecnologías de guía y una nueva tecnología de diseño de alas configurables. Esta flexibilidad les permitió cambiar entre vuelos de gran altura y bajo consumo de combustible sobre territorio amigo y vuelos menos arriesgados sobre territorio enemigo, lo que aumentó enormemente el alcance y la capacidad de supervivencia de las aeronaves.[19]

La tecnología de misiles balísticos de la Segunda Guerra Mundial fue adaptada al arsenal nuclear de los Estados Unidos. Los ICBMs de los Estados Unidos estaban operativos en 1958, y los primeros misiles balísticos lanzados desde el mar fueron desplegados en 1960.Toda una serie de tecnologías se dedicaron a mejorar el alcance y la precisión de los misiles balísticos intercontinentales, incluidos componentes inerciales de alta precisión, transistores para computadoras de navegación miniaturizadas, fusibles inteligentes para manejar los errores de navegación de los misiles y tecnologías de reorientación rápida para reducir el número de misiles necesarios para atacar objetivos.21] Los misiles de crucero con armas nucleares lanzados desde el aire fueron desplegados operacionalmente en 1958 con una ojiva 10 veces más potente que el arma utilizada en Hiroshima.22] Los misiles de crucero lanzados desde el aire apoyaron los ataques de los bombarderos y la tecnología de motores pequeños aumentó el alcance efectivo de los misiles.23] Los nuevos materiales permitieron temperaturas más altas de funcionamiento del motor, aumentando a su vez la eficiencia del combustible y el alcance.[24]

Las defensas contra las armas nucleares también avanzaron. Los avances soviéticos en materia de radar, mando y control, y la tecnología de los cazas amenazaron aún más a los bombarderos, lo que hizo que se requirieran misiles con un mejor alcance de ataque.25] Los misiles balísticos intercontinentales más precisos amenazaban potencialmente la supervivencia de las fuerzas adversarias.26] La capacidad de supervivencia de los misiles balísticos intercontinentales se incrementó mediante el desarrollo de sistemas y tecnología para el endurecimiento, la redundancia, las ojivas múltiples, el ocultamiento y la movilidad.27] Los sistemas de entrega cada vez más precisos desarrollados para frustrar el endurecimiento y el ocultamiento se ven cada vez más compensados por el aumento de las capacidades de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR).28] La capacidad de supervivencia de los misiles en vuelo mejoró gracias a tecnologías como los señuelos, la paja, las trayectorias alternativas, el endurecimiento por radiación y las contramedidas electrónicas.29] En los años 80, los EE.UU. exploraron una serie de nuevas defensas contra los misiles balísticos bajo la égida de la Iniciativa de Defensa Estratégica.30] Incluso después de décadas de cambios tecnológicos sin precedentes, el arsenal nuclear de EE.UU. sigue siendo una postura familiar para Brodie, Snyder, Schelling y otros. Si las defensas contra y contra las armas hipersónicas eventualmente emergen, las armas hipersónicas pueden no cambiar apreciablemente las posturas nucleares estratégicas.

Escribiendo en 1957, Kissinger evaluó el impacto de acoplar ojivas nucleares a sistemas de lanzamiento de misiles, una tecnología relativamente nueva en ese momento. Sus argumentos se pueden agrupar en dos criterios.31] En primer lugar, la tecnología debe ser evaluada en relación con las ventajas que ofrece a una de las partes, en particular en términos de los sistemas existentes. En segundo lugar, con el tiempo se alcanzaría la paridad tecnológica y, por lo tanto, la tecnología debería evaluarse en relación con las consecuencias de que ambas partes la posean.

Utilizando estos puntos de referencia, Kissinger era escéptico sobre la utilidad de mejorar los sistemas vectores basados en misiles de los años 50. Usando el primer criterio, argumentó que una vez que un misil era capaz de viajar 5.000 millas en media hora, los incrementos adicionales de velocidad "sólo serían marginalmente significativos".32] Añadió: "Después de cierto punto, la superioridad en el poder destructivo ya no paga los beneficios estratégicos".33] Kissinger razonó que las cabezas nucleares termonucleares eran más ventajosas para los soviéticos que para los EE.UU. porque en ese momento, los EE.UU. poseían una fuerza nuclear más grande. Kissinger también señaló que los misiles balísticos soviéticos no eran un avance porque los misiles de corto alcance proporcionaban una ventaja mínima en relación con la fuerza de bombardeo soviética existente.35] Cada argumento comparaba las capacidades de las armas nuevas y mejoradas con las armas existentes y concluía que los pequeños aumentos de capacidad eran evolutivos.

Usando el segundo criterio, Kissinger evaluó las implicaciones de que ambos lados hayan mejorado sus armas. Razonó que la supervivencia a través del ocultamiento, la movilidad o la dispersión hacía que un primer golpe exitoso fuera impracticable para ambos lados.Kissinger reconoció que la paridad técnica no siempre era igual a la paridad estratégica, argumentando que las SLBM eran más amenazantes para una potencia naval que para una nación sin litoral.37] Este segundo criterio complementa al primero al considerar los avances tecnológicos en relación con la situación estratégica general y no simplemente en el vacío. Consideraciones como los tamaños relativos de las fuerzas y las posturas de fuerza influyen en si una tecnología tiene implicaciones evolutivas o revolucionarias para el pensamiento de la disuasión.

Kissinger también consideró los futuros desarrollos tecnológicos al determinar las implicaciones de los desarrollos tecnológicos actuales. Declaró que a medida que un lado construya misiles, el otro lado alcanzará la paridad con relativa rapidez.Los niveles de tecnología, razonó, no son inherentemente estables. En su mente, no hay tal cosa como el equilibrio en términos de capacidades basadas en la tecnología porque la paridad es algo fugaz.Colin Gray utilizó argumentos similares para concluir que las carreras de armamentos rara vez son desestabilizadoras porque a medida que un lado obtiene una ventaja tecnológica, el otro desarrolla una contramedida. Aunque apoyaba la búsqueda de cambios tecnológicos, Gray seguía sin estar convencido de que las nuevas tecnologías alteraran fundamentalmente los principios de la disuasión porque cada avance tecnológico acabaría por ser contrarrestado.[40]

Estos argumentos reconocen que los grandes cambios en la tecnología militar, como el desarrollo de armas nucleares, alteraron la forma en que las naciones veían las armas y la guerra. Sin embargo, los cambios posteriores en las armas y la tecnología de entrega de armas han sido evolutivos y no han cambiado significativamente el pensamiento sobre la disuasión nuclear. Mientras que cada lado persiguió los desarrollos tecnológicos para obtener algunas ventajas, el análisis histórico muestra que cuando los cambios fueron evolutivos, la inestabilidad resultante fue temporal. Este breve panorama de la tecnología de vectores de armas nucleares muestra que los avances científicos han sido un proceso evolutivo continuo. La mayoría de las mejoras mencionadas fueron adaptaciones de tecnologías existentes. A pesar de todos estos cambios tecnológicos, la forma básica de la tríada nuclear para la disuasión sigue siendo ampliamente reconocible incluso más de medio siglo después. En 2018, la Revisión de la Postura Nuclear de los Estados Unidos declaró que los Estados Unidos continúan utilizando una combinación de bombarderos con armas nucleares, SBLM y ICBM para disuadir un ataque nuclear, declarando que los adversarios de los Estados Unidos deben entender que "cualquier escalada nuclear no logrará sus objetivos".[41]

Este análisis muestra claramente que la mayoría de las tecnologías de componentes hipersónicos se están desarrollando a un ritmo acelerado, especialmente en comparación con las tendencias históricas. Sin embargo, aunque la tecnología hipersónica está mejorando, las mejoras tecnológicas no pueden considerarse en el vacío. En cambio, para determinar si la tecnología de vectores hipersónicos es evolutiva o revolucionaria es necesario hacer una comparación con las tecnologías de vectores de armas nucleares existentes. Se necesitan puntos de referencia, como el rendimiento de los misiles de crucero o los misiles balísticos intercontinentales, para poder comparar el progreso de la tecnología hipersónica.

Comparando los sistemas nucleares existentes y las armas hipersónicas con armamento nuclear

Una forma de evaluar el impacto de un posible sistema futuro es por analogía con los sistemas existentes. Muchos sistemas existentes tienen una larga historia y han sido analizados a fondo en términos de su impacto en el pensamiento de la disuasión. En segundo lugar, cualquier nuevo sistema va a complementar o reemplazar potencialmente los sistemas existentes, convirtiéndolos en una línea de base apropiada. Los misiles balísticos intercontinentales, los misiles de crucero y la defensa antimisiles son tres análogos que han sido analizados en cuanto a su impacto en las posturas y el pensamiento de la disuasión. Cada componente comparte algunas similitudes con un NAHW. Una superposición de estas tres características de los componentes describe todos los elementos esenciales de los NAHW y proporciona parámetros clave que pueden ser analizados para determinar si la tecnología hipersónica es revolucionaria o evolutiva para cada componente.

Un misil balístico, definido como "un proyectil que asume una trayectoria de caída libre después de un ascenso guiado internamente", viaja muy rápido, lo que es característico de todas las formas de tecnología hipersónica. Por lo tanto, los misiles balísticos intercontinentales son una buena analogía con los futuros NAHW de largo alcance. Existe un gran interés en aumentar el alcance de las armas hipersónicas, lo que sugiere que el largo alcance de los misiles balísticos es otra razón para incluirlos en el modelo.43] Sin embargo, los misiles balísticos son inexactos y generalmente siguen trayectorias de vuelo predecibles, lo que indica que se necesitan elementos adicionales para un modelo de trabajo útil para analizar el alcance de las futuras capacidades prometidas por los NAHW.

Un misil de crucero es definido en parte por el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) de 1987 como "un vehículo guiado autopropulsado no tripulado que mantiene el vuelo a través de la elevación aerodinámica durante la mayor parte de su trayectoria de vuelo".Los misiles de crucero son maniobrables, lo que significa que pueden hacer ajustes en el curso para mejorar su precisión o para evitar obstáculos y defensas.45] La maniobrabilidad de los misiles de crucero dificulta que los defensores determinen su destino, reduciendo potencialmente el tiempo de reacción de los sistemas de defensa con misiles. Por otro lado, los misiles de crucero son relativamente lentos, lo que hace que sus maniobras sean fáciles de rastrear y deja un tiempo considerable para que los defensores reaccionen.

Los sistemas de defensa de misiles son extremadamente complicados.46] Así como hay muchos tipos de misiles, cada uno con su propia combinación de vulnerabilidades y defensas, hay múltiples tipos de sistemas de defensa con misiles, cada uno una compleja colaboración de sensores y tiradores. La coordinación entre los diversos elementos presenta enormes desafíos técnicos, especialmente para los objetivos defendidos por capas de sistemas de defensa antimisiles. La coordinación entre las diversas capas significa que las defensas antimisiles necesitan suficiente tiempo para funcionar de forma efectiva, un lujo que las armas hipersónicas pueden no permitir.

Desde un punto de vista matemático, los NAHW pueden ser vistos como una superposición de tres elementos: ICBMs, misiles de crucero, y el negativo (opuesto) de los sistemas de defensa de misiles. Las implicaciones para la estabilidad de los NAHW deben considerarse en relación con los cambios en estos tres elementos. Las características centrales de los NAHW (velocidad, alcance, precisión y defensa con misiles) se evalúan considerando si los sistemas hipersónicos son una revolución o una evolución en la tecnología clave asociada a cada elemento. Los tres primeros factores se evalúan cuantitativamente mientras que la evolución de la defensa con misiles se evalúa cualitativamente. El análisis concluye considerando si los elementos individuales pueden combinarse sinérgicamente para crear un nuevo camino hacia una combinación tecnológica revolucionaria.

Misiles balísticos intercontinentales

Los MCBI, el primer componente análogo de la tecnología hipersónica, se analizarán en términos de cambios de velocidad, alcance y precisión. Es importante considerar los MCBI en el contexto de las otras patas de la tríada nuclear, por lo que el desarrollo de los MCBL también se considera aquí. La pata de bombardero de la tríada nuclear se considera más adelante en esta sección en términos de la evolución tecnológica de los misiles de crucero. Las armas de gravedad empleadas como parte de la tríada nuclear no se consideran en este análisis porque las bombas de gravedad tienen menos en común con los posibles NAHW que con los misiles existentes.

La figura 2 muestra la velocidad de los ICBM y SLBM de EE.UU. en función del año en que varios sistemas obtuvieron una capacidad operativa inicial (COI). El sistema IOC se utiliza porque proporciona un útil marcador histórico que señala cuándo una tecnología pasa a un empleo operacional. Es posible realizar otras mediciones del progreso tecnológico, como las fechas y los resultados de los principales vuelos de prueba de misiles. Sin embargo, a menudo se necesita un desarrollo adicional considerable para pasar de un sistema de prueba de concepto a un sistema operacional sobre el terreno. Por ejemplo, los sistemas operacionales representan la optimización entre múltiples requisitos contradictorios. A diferencia de los prototipos, los sistemas operacionales tienen requisitos adicionales, como los relativos a los costos iniciales y recurrentes, la capacidad de utilización, la capacidad de fabricación y la sostenibilidad en entornos del mundo real. Además, los sistemas desplegados operacionalmente pueden tener un impacto diferente en la disuasión que los sistemas de prueba que pueden no ser desplegados operacionalmente.

Figura 2. Velocidad de los ICBM y SLBLM de EE.UU. en función del año obtenido por la COI. (Ted Nicholas y Rita Rossi, Libro de Datos de Misiles de EE.UU., vol. 1, 36ª edición. Huntington Beach, CA: Data Research Associates, 2012], tablas 1-2 y 3-2; Dietrich Schroeer, Science Technology and the Nuclear Arms Race [Nueva York: John Wiley & Sons, 1984], 176; y Jonathan E. Medalia, Strategic Forces: MX ICBM (Weapons Facts), Report no. 1884046 [Washington, DC: Congressional Research Service, agosto de 1987], 1. Los datos hipersónicos provienen de la Fuerza Aérea de los EE.UU., "X-51A Waverider", hoja de datos, 2 de marzo de 2011, https://www.af.mil/.)

La figura 2 muestra además cómo las versiones secuenciales de los ICBM y los SLBM no aumentaron apreciablemente su velocidad en los últimos 50 años. En cambio, la velocidad se mantuvo relativamente

constante o incluso disminuido. El aumento de la velocidad puede no importar para los ataques nucleares inmediatos, ya que las SLBM y otras armas nucleares balísticas de corto alcance ya pueden atacar objetivos muy rápidamente. Este gráfico también muestra que la tecnología hipersónica actual de los EE.UU. va a la zaga de la tecnología ICBM y SLBM en velocidad. Hasta ahora, la hipersónica es una tecnología evolutiva en relación con la velocidad de los sistemas vectores de armas nucleares balísticas existentes.

Los misiles balísticos tienen una trayectoria mucho más larga que las armas hipersónicas, lo que sugiere que la velocidad bruta es una comparación pobre. James Acton y otros estimaron que los satélites de alerta temprana podrían proporcionar hasta 30 minutos de tiempo de alerta para un ataque con misiles balísticos intercontinentales y un poco más en el caso de las armas hipersónicas de ala delta. Mientras que los satélites podrían proporcionar una advertencia mucho más corta (16 minutos) contra los misiles de crucero hipersónicos, este plazo sería similar a los tiempos de advertencia proporcionados contra los misiles balísticos de alcance intermedio.48] Se estima que los SBLM pueden alcanzar sus objetivos en unos cinco minutos en muchos escenarios.49] Es poco probable que los NAHW cambien los tiempos de alerta de todo el arsenal. Además, es difícil ver la ventaja estratégica de tiempos de ataque aún más rápidos, especialmente considerando que los análisis antes mencionados estiman que tomará por lo menos siete u ocho minutos notificar al presidente de los Estados Unidos de un ataque nuclear inminente. Si bien hay otras posibles ventajas de los sistemas vectores hipersónicos, poco se gana simplemente aumentando la velocidad de los sistemas vectores de armas nucleares en relación con la velocidad de los sistemas vectores de armas nucleares existentes.

Otro componente clave de un sistema de lanzamiento de armas nucleares es el alcance. La evolución histórica de los misiles de crucero, los ICBM y los SLBM proporciona un contexto para evaluar el alcance de los posibles sistemas vectores nucleares hipersónicos. Como se ve en la figura 3, el alcance de los MCBI de EE.UU. no aumentó sustancialmente con el tiempo. Como ya podían cruzar continentes, las mejoras adicionales del alcance fueron gratuitas. La tecnología sí mejoró los relativamente cortos alcances de los MCBL de EE.UU., y crecieron hasta llegar a igualar el alcance de los MCBI de EE.UU. Podría decirse que este desarrollo aumentó el alcance de ataque operacional de los submarinos, haciéndolos más difíciles de encontrar en un vasto océano y aumentando así su capacidad de supervivencia. En general, los cambios tecnológicos históricos en el rango de los MCBI fueron pequeños mientras que el rango de la tecnología de los MCBL aumentó constantemente con el tiempo. Sin embargo, la actual tecnología hipersónica de los Estados Unidos es empequeñecida por la tecnología balística existente en términos de alcance.

Figura 3. Rango de las MCBI de EE.UU. en función del año obtenido por la COI. (Desarrollado a partir de Ted Nicholas y Rita Rossi, Libro de Datos de Misiles de EE.UU., vol. 1, 36ª edición. Huntington Beach, CA: Data Research Associates, 2012], tablas 1-2 y 3-2; y Dietrich Schroeer, Science Technology and the Nuclear Arms Race [Nueva York: John Wiley & Sons, 1984], 176. Sin embargo, Nicholas y Rossi reportan la velocidad del Pacificador como Mach 4, inconsistente con la información proporcionada por otras fuentes. Véase Museo Nacional de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, "Martin Marietta LGM-118A Peacekeeper", hoja informativa, 13 de julio de 2015, https://www.nationalmuseum.af.mil/. La base de datos "Periscopio Militar" también informa de que la velocidad es de aproximadamente Mach 20. Véase https://www.militaryperiscope.com/. Ambas estimaciones se convierten a un número Mach asumiendo que la velocidad del sonido es de aproximadamente 767 millas por hora. En el gráfico anterior, se utiliza una velocidad de Mach 20. Para datos hipersónicos, ver Fuerza Aérea de los Estados Unidos, "X-51A Waverider", hoja de datos, 2 de marzo de 2011, https://www.af.mil/.)

Una de las virtudes de las armas hipersónicas convencionales es que pueden ser lo suficientemente precisas como para destruir vehículos individuales, lo que sugiere que pueden llegar a proporcionar una precisión significativamente mayor que la de los misiles balísticos intercontinentales. Aumentar la precisión de las armas por un factor de dos equivale funcionalmente a aumentar el rendimiento por un factor de ocho, lo que significa que una bomba precisa es a menudo mejor que una bomba más grande.51] La exactitud de los misiles se define en términos de probabilidad de error circular (CEP), el rango descrito por un círculo dentro del cual un misil tiene una probabilidad de impacto del 50 por ciento.52] Como muestra la figura 4, los misiles balísticos intercontinentales de los Estados Unidos generalmente aumentaron su precisión con cada actualización tecnológica. Un análisis similar muestra que los MCBI y los MCBL rusos y chinos se caracterizaron por cambios evolutivos en la velocidad, el alcance y la precisión.53] Aunque hay pocos datos disponibles sobre los sistemas de lanzamiento hipersónicos de EE.UU., la precisión de los MCBI es significativamente menor que la de los misiles de crucero. Por lo tanto, un NAHW probablemente será significativamente más preciso que los ICBM.

Figura 4. Exactitud de las ICBM y las SLBM de EE.UU. en función del año en que se obtuvo la COI. (Gráfico elaborado a partir de las siguientes fuentes: Ted Nicholas y Rita Rossi, U.S. Missile Data Book, vol. 1, 36ª edición. Huntington Beach, CA: Data Research Associates, 2012], tablas 1-2 y 3-2; y Dietrich Schroeer, Science Technology and the Nuclear Arms Race [Nueva York: John Wiley & Sons, 1984], 176. Para información sobre la precisión del misil Atlas, incluido el CEP, véase "SM-65 Atlas", GlobalSecurity.org, consultado el 24 de febrero de 2019, https://www.globalsecurity.org/. Obsérvese el artículo de la Air and Space Power Journal (ASPJ) en el que se cita la precisión de 10 millas, pero no se indica si ello indica el CEP. Véase el personal de la ASPJ, "Atlas": The Godfather of ICBMs and Space-Launch Vehicles", Air and Space Power Journal 17, no. 1 (primavera de 2003): 68, https://www.airuniversity.af.edu/Portals/10/ASPJ/journals/Volume-17_Issue-1-4/spr03.pdf. Para datos sobre misiles de crucero, véase Museo Nacional de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, "Martin TM-61A Matador", hoja informativa, 29 de mayo de 2015, https://www.nationalmuseum.af.mil/; Museo Nacional de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, "Martin CGM-138 Mace", 29 de mayo de 2015, https://www.nationalmuseum.af.mil/; Fuerza Aérea de los Estados Unidos, "Misiles AGM-86B/C/D", hoja informativa, 24 de mayo de 2010, https://www.af.mil/; y Fuerza Aérea de los Estados Unidos, "Misil AGM-130", hoja informativa, 18 de junio de 2003, https://www.af.mil/. Para datos hipersónicos, véase Fuerza Aérea de los Estados Unidos, "X-51A Waverider", hoja informativa, 2 de marzo de 2011, https://www.af.mil/.)

El alcance y la velocidad de los MBI de EE.UU. ha sido relativamente estable a lo largo del tiempo. Los misiles hipersónicos estadounidenses muestran pocos signos de salto de los misiles balísticos intercontinentales en términos de estos parámetros. Sin embargo, es probable que los misiles hipersónicos sean más precisos que los misiles balísticos intercontinentales. Por un lado, aumentar la precisión de un sistema de lanzamiento de armas nucleares en unas pocas decenas de metros puede ser inconsecuente para las armas nucleares estratégicas con radios de explosión medidos en millas. Por otro lado, el aumento de la precisión permite considerar cabezas nucleares de menor rendimiento para varias misiones. La precisión es una característica importante de los misiles de crucero, el siguiente elemento considerado en nuestro modelo de NAHW.

Misiles de crucero

La figura 5 muestra el alcance de los misiles de crucero en función del año en que obtuvieron la COI. El alcance de los misiles de crucero ha permanecido relativamente fijo durante los últimos 70 años. Si bien el alcance limitado presenta algunas limitaciones operacionales, muchos misiles de crucero se liberan desde plataformas móviles como barcos o aviones capaces de maniobrar independientemente cerca de sus objetivos. Históricamente, la adquisición de bases cercanas a la Unión Soviética fue una consideración importante para superar los límites de alcance de las aeronaves. En cualquier caso, el actual alcance no clasificado de las armas hipersónicas está muy dentro del alcance de los misiles de crucero existentes. Desde la perspectiva del alcance, las NAHW son una evolución -en lugar de una revolución- relacionada con los misiles de crucero.

Figura 5. Alcance de los misiles de crucero de los Estados Unidos en función del año en que se obtuvo el COI. (Desarrollado a partir de la Fuerza Aérea de los EE.UU., "Misiles AGM-86B/C/D", hoja informativa, 24 de mayo de 2010, https://www.af.mil/; Fuerza Aérea de los EE.UU., "Misil AGM-130", hoja informativa, 18 de junio de 2003, https://www.af.mil/; IHS Jane's, IHS Jane's Weapons: Estratégicas (Coulsdon, Surrey: IHS Global, 2012-13), 155-56; y Missile Defense Project, "JASSM/JASSM ER (AGM-158A/B)", Missile Threat, Center for Strategic and International Studies, 6 de octubre de 2016, modificado por última vez el 15 de junio de 2018, https://missilethreat.csis.org/missile/jassm/.)

La figura 6 muestra que los misiles de crucero estadounidenses han operado a velocidades inferiores a Mach 2 durante los últimos 50 años. La figura 6 contiene menos puntos de datos que la figura 5 porque la velocidad operativa de varios misiles estadounidenses actuales sigue siendo clasificada.55] Cabe señalar que estos datos comparan un sistema de pruebas experimentales (X-51A) con los sistemas operacionales, una limitación inevitable ya que las armas hipersónicas no se han puesto en marcha. Además, la naturaleza clasificada de los datos más recientes de los misiles de crucero puede ocultar una evolución reciente de la capacidad tecnológica de los misiles de crucero. Sin embargo, aunque las velocidades de los misiles hipersónicos superan las velocidades conocidas de los misiles de crucero existentes, la velocidad notificada de algunas armas hipersónicas sigue siendo considerablemente más lenta que la de los misiles balísticos intercontinentales

Figura 6. Velocidad de los misiles de crucero de EE.UU. en función del año en que se obtuvo el COI. (Elaborado a partir de la hoja informativa "Martin TM-61A Matador" del Museo Nacional de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, 29 de mayo de 2015, https://www.nationalmuseum.af.mil/; la hoja informativa "Martin CGM-13B Mace" del Museo Nacional de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, 29 de mayo de 2015, https://www.nationalmuseum.af.mil/; la hoja informativa "Misiles AGM-86B/C/D" de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, 24 de mayo de 2010, https://www.af.mil/; y la hoja informativa "Misil AGM-130" de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, 18 de junio de 2003, https://www.af.mil/. Para datos hipersónicos, véase Fuerza Aérea de los Estados Unidos, "X-51A Waverider", hoja informativa, 2 de marzo de 2011, https://www.af.mil/. Aunque se dispone de pocos datos sobre la precisión de los misiles de crucero, una comparación entre los figs. 4 y 7 muestra que la precisión de los misiles de crucero es mucho mayor que la de los misiles balísticos intercontinentales y que la precisión de los misiles de crucero aumentó con el tiempo. Sin embargo, al igual que con las armas nucleares, no está claro por qué el aumento de la precisión en el orden de los metros podría ser decisivo con las armas cuyo radio de explosión se mide en kilómetros).

Figura 7. Precisión de los misiles de crucero estadounidenses en función del año obtenido por la COI. (Desarrollado a partir de Ted Nicholas y Rita Rossi, U.S. Missile Data Book, vol. 1, 36ª ed. (Huntington Beach, CA: Data Research Associates, 2012], cuadros 1-2 y 3-2; Fuerza Aérea de los Estados Unidos, "AGM-86B/C/D Missiles", hoja informativa, 24 de mayo de 2010, https://www.af.mil/; Museo Nacional de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, "Martin TM-61A Matador", hoja informativa, 29 de mayo de 2015, https://www.nationalmuseum.af.mil/; y Museo Nacional de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, "Martin CGM-13B Mace", hoja informativa, 29 de mayo de 2015, https://www.nationalmuseum.af.mil/.)

Como se muestra en los gráficos anteriores, la tecnología para mejorar la velocidad, el alcance y la precisión de los misiles balísticos intercontinentales y los misiles de crucero tardó años o incluso décadas en desarrollarse. Este crecimiento es una evolución comparada con la forma en que las armas nucleares aumentaron el rendimiento de las bombas en un factor de 700 en el transcurso de unos pocos años.Esta revolucionaria mejora cambió drásticamente las estrategias y políticas nacionales. Aunque se ha investigado durante décadas, la tecnología hipersónica aún no ha superado la tecnología de lanzamiento de misiles nucleares existente. Esto sugiere que la tecnología hipersónica no es revolucionaria. Por lo tanto, un NAHW puede ser descrito usando el pensamiento de disuasión existente. Esto no implica que la tecnología hipersónica no tenga sentido. Como ya se ha dicho, la evolución de la tecnología es una parte importante de la tecnología de los sistemas vectores de armas nucleares. La naturaleza evolutiva de la hipersónica es simplemente un fuerte argumento de que el acoplamiento de las armas nucleares con vectores hipersónicos es coherente con los desarrollos tecnológicos históricos y con el pensamiento actual de los Estados Unidos sobre la disuasión nuclear.

En términos de alcance, velocidad y precisión, las versiones secuenciales de los MCBI se describen mejor por la evolución de la capacidad técnica que por las revoluciones de la tecnología. En términos de alcance y velocidad, la tecnología hipersónica no superó las capacidades de los misiles balísticos intercontinentales y de crucero existentes en tres de las cuatro mediciones utilizadas en este estudio. Las tecnologías de los componentes individuales estratégicamente pertinentes han evolucionado lentamente. Además, es probable que las tecnologías de los componentes se combinen de forma lineal para formar NAHW. Por lo tanto, los NAHW son una evolución relativa a la tecnología de lanzamiento nuclear existente. El uso de la tecnología hipersónica para el lanzamiento de armas nucleares puede proporcionar ventajas estratégicas, pero es probable que no resulte desestabilizadora.

Defensa de misiles

La tecnología hipersónica es notable porque proporciona otro medio para mejorar la supervivencia de los misiles. La combinación de velocidad y maniobrabilidad puede dar a las armas hipersónicas el potencial de mitigar las tecnologías de defensa de misiles existentes. Las defensas de misiles necesitan tiempo para observar un lanzamiento, deducir que el objeto es un misil, clasificar los parámetros de vuelo del misil, distinguir el misil de los señuelos u otros ruidos, y continuar el seguimiento.Los sistemas hipersónicos reducen la cantidad de tiempo disponible para todas estas tareas. En el caso de un misil balístico, una vez que el defensor lo ha identificado como tal, tiene una buena idea de hacia dónde se dirige el misil y puede utilizar ese conocimiento para dar señales de las defensas intermedias y terminales. Dado que las armas hipersónicas son maniobrables, los defensores no están seguros de cuál de sus sistemas se posicionará para derrotar el misil entrante.

Sin embargo, los primeros misiles de crucero nucleares, como el Snark, eran vulnerables al fuego antiaéreo.Después de que los misiles de crucero hundieron un destructor israelí en 1967, EE.UU. comenzó a desarrollar la defensa antimisiles de barcos.59] Las defensas aéreas motivaron a Gran Bretaña a pasar de una fuerza nuclear basada en bombarderos a una basada en misiles.60] El Congreso autorizó el primer sistema de defensa de misiles balísticos de EE.UU. en 1969.61] Los diseños y tácticas de los MCBI trataron el problema de la supervivencia incorporando señuelos, paja, trayectorias alternativas, endurecimiento de la radiación, contramedidas electrónicas, y posturas de lanzamiento y alerta.62] Los múltiples sistemas de vehículos de reentrada de tarado independiente (MIRV) que empaquetaban múltiples ojivas en un solo misil fueron otra respuesta a la tecnología de defensa con misiles.63] Estos ejemplos muestran cómo los misiles y la tecnología de defensa con misiles tendían a coevolucionar.

Desde un punto de vista histórico, los sistemas vectores hipersónicos para armas nucleares pueden ser vistos como una respuesta a una larga línea de desarrollos en la competencia entre misiles y defensa de misiles. Los avances tecnológicos a menudo proporcionaron una ventaja tecnológica evolutiva, pero la ventaja temporal duró sólo hasta que se desarrolló una tecnología compensatoria. Mientras que las armas hipersónicas prometen de nuevo que el misil siempre pasará, la historia sugiere que las nuevas defensas contra ellas eventualmente frustrarán estas nuevas tecnologías. Es poco probable que las armas hipersónicas sean lo suficientemente revolucionarias como para catalizar el desarrollo de una nueva clase de pensamiento disuasorio.

Este análisis asumió que la tecnología de entrega hipersónica era una combinación lineal de sus elementos constitutivos. Esta suposición se justifica porque hay una superposición significativa en la defensa contra misiles de crucero y la defensa contra misiles ICBM. Este punto es importante porque sugiere que las armas hipersónicas son una combinación de misiles de crucero y misiles balísticos intercontinentales. Dado que existen defensas contra los misiles ICBM y los misiles de crucero, parece razonable que las defensas contra las armas hipersónicas son muy posibles.

Según la última Revisión de Defensa de Misiles de EE.UU., múltiples sistemas de defensa de misiles son capaces de defenderse contra una mezcla de amenazas balísticas y de misiles de crucero. Por ejemplo, el sistema de defensa de misiles Patriot PAC-3 es capaz de defenderse contra misiles de crucero y misiles balísticos de corto alcance.El F-35 es actualmente capaz de defenderse contra misiles de crucero, y hay planes para incluir la capacidad de defenderse contra misiles balísticos de fase de impulso.65] El misil SM-6 del sistema Aegis también es capaz de defenderse contra misiles balísticos y de crucero.66] Dado que varios sistemas existentes pueden defenderse contra misiles balísticos y de crucero, es razonable esperar que los sistemas futuros sean capaces de defenderse contra misiles que son una combinación de ambos.

La razón por la que los sistemas de defensa de misiles existentes pueden defenderse de los misiles de crucero y balísticos es que la línea divisoria entre ellos es ambigua. Aunque haydiferencias claras, hay similitudes significativas. Por ejemplo, los misiles balísticos de corto alcance pasan una parte significativa de su tiempo en la atmósfera y tienen más características aerodinámicas que los misiles de largo alcance que pasan más tiempo de vuelo en el espacio.Además, los misiles balísticos y los misiles de crucero suelen tener una trayectoria de vuelo similar en la fase terminal. Esto es importante porque muchos sistemas de defensa contra misiles están diseñados para atacar misiles en su fase terminal.

Por último, los misiles balísticos no siempre siguen una trayectoria completamente balística. Cuando los misiles de defensa del área de gran altitud de la terminal ejecutan una maniobra de gestión de la energía para quemar combustible como se requiere para los combates de corto alcance, el misil ejecuta un bucle muy poco balístico.69] Las armas MIRV están diseñadas para atacar múltiples objetivos, lo que demuestra que una capacidad de maniobra limitada se ha incorporado previamente a los sistemas de transporte de misiles balísticos. Dado que la maniobrabilidad es posible en algunos misiles balísticos, las NAHW maniobrables pueden considerarse una evolución de la tecnología de los misiles balísticos intercontinentales más que una revolución.

Una última prueba de la naturaleza evolutiva de la tecnología NAHW es el hecho de que ya se están desarrollando defensas de misiles para armas hipersónicas. La Revisión de Defensa de Misiles de EE.UU. de 2019 establece que EE.UU. está trabajando actualmente en el desarrollo de sistemas para derrotar las armas hipersónicas.El recientemente anunciado proyecto del rompe-planos de DARPA es un ejemplo.[71]

Este análisis ha demostrado que los NAHWs constituirán una evolución más que una revolución en la tecnología. La tecnología de defensa con misiles es capaz de defenderse contra armas maniobrables como los misiles de crucero y amenazas de alta velocidad como los ICBM. Razonablemente, se deduce que la tecnología de defensa con misiles puede evolucionar para hacer frente a armas como los NAHW que combinan ambas capacidades.

Las implicaciones para ambos lados de tener armas

En términos de velocidad, alcance, precisión y defensa de misiles, parece haber pocas diferencias entre ambos lados que tienen NAHW y ambos lados que tienen un número significativo de ICBM, SLBM y misiles de crucero con armas nucleares. La defensa con misiles es incapaz de derrotar a los cientos de armas nucleares del arsenal chino, mucho menos a los miles de armas nucleares que poseen los EE.UU. y Rusia. Los NAHW no aumentan la ventaja del primer ataque contra potencias con grandes y diversos arsenales nucleares. Incluso si un arma hipersónica derrota con éxito las defensas de misiles existentes y lanza un arma nuclear, China, Rusia y los EE.UU. todavía pueden lanzar un ataque de represalia abrumador.

Acton y otros sugieren que las armas hipersónicas convencionales introducen riesgos significativos específicos de estas armas de misiles rápidos y maniobrables.72] El riesgo de que un ataque convencional se confunda con un ataque nuclear (ambigüedad de la ojiva) y el riesgo de que un país caracterice erróneamente un ataque a un vecino como un ataque a sí mismo (ambigüedad del destino) deben considerarse en términos del nivel relativo de riesgo que plantean las otras patas de la tríada nuclear.73] El despliegue de armas nucleares y de armas hipersónicas convencionales al mismo tiempo puede exacerbar considerablemente las preocupaciones relativas a la ojiva y la ambigüedad del destino. Sin embargo, los bombarderos estadounidenses eran capaces de transportar tanto armas nucleares como convencionales ya en 1956.La actual flota de aviones de los Estados Unidos también incluye aviones de doble capacidad.75] Los Estados Unidos creen que Rusia tiene un conjunto "grande, diverso y moderno" de sistemas de armas de doble capacidad.76] Asimismo, los bombarderos y los misiles de crucero pueden cambiar de rumbo, lo que significa que tienen el potencial de ambigüedad de destino, aunque su menor velocidad hace que esto sea menos preocupante. Los bombarderos de doble capacidad han formado parte durante mucho tiempo del entorno estratégico sin resultar enormemente desestabilizadores, lo que sugiere que la ambigüedad de las ojivas puede no ser un problema para los NAHW.

Conclusión

En este artículo se examinó si un futuro NAHW puede entenderse con la lógica de disuasión existente al considerar las armas hipersónicas como una evolución de la tecnología de lanzamiento de armas nucleares. El análisis consideró que un NAHW es una superposición de tecnologías existentes análogas a los misiles hipersónicos: MCBI, misiles de crucero y defensa de misiles. El avance de cada uno de estos sistemas se analizó desde la perspectiva del desarrollo histórico y se comparó con la información no clasificada que describe los sistemas hipersónicos. Se utilizaron parámetros cuantitativos clave como el alcance, la velocidad y la precisión, junto con datos más cualitativos. El análisis de estas tecnologías análogas sugiere que los elementos relevantes de la tecnología hipersónica evolucionarán lo suficientemente despacio como para mantener la coherencia con el pensamiento existente sobre la disuasión nuclear.

Este estudio tiene varias limitaciones. En primer lugar, los datos operacionales sobre los sistemas hipersónicos y sus capacidades (alcance, velocidad y precisión) no están ampliamente disponibles porque estos sistemas están todavía en desarrollo y potencialmente clasificados. A medida que se disponga de más información sobre los sistemas hipersónicos operacionales, es posible que los nuevos sistemas puedan aportar mejoras notables en relación con los sistemas vectores de armas nucleares existentes. En segundo lugar, al comparar las armas hipersónicas con los sistemas existentes, supusimos implícitamente que los TNA se utilizarían de la misma manera que los sistemas existentes e ignoramos la posibilidad de que los TNA se utilizaran de manera diferente. En las nuevas aplicaciones, el alcance, la velocidad, la precisión y el hecho de evitar las defensas contra misiles pueden no ser consideraciones primordiales. Como señaló Kissinger, la tecnología no lo es todo. En su lugar, las ventajas reales provienen de "usos más sutiles y discriminatorios en lugar de añadir a la potencia o velocidad [de las armas]".[77] Tal vez sea el caso de las armas hipersónicas. Esto no implica que los sistemas de lanzamiento hipersónicos sean una innovación militar inútil. Los riesgos de represalias nucleares descritos por la disuasión nuclear son más relevantes para las armas nucleares que para las armas convencionales.

Sin embargo, los encargados de la formulación de políticas no pueden darse el lujo de elegir un camino de desarrollo basado en un conocimiento perfecto y completo de los futuros sistemas sobre el terreno y de cómo se utilizarán. Otros autores han investigado las formas en que la tecnología hipersónica puede dar forma a la estrategia y la política. Por ejemplo, en su comentario sobre la Guerra de las Rocas, Heather Venable y Clarence Abercrombie predicen que la tecnología hipersónica se enfrentará a contramedidas tecnológicas y no será desestabilizadora.Por otra parte, el investigador de estrategia nuclear y tecnologías emergentes Alan Cummings sostiene que el simple hecho de tener la capacidad de lanzar ataques rápidos puede proporcionar ventajas estratégicas.El director de la Agencia de Inteligencia de Defensa predice que "los avances en la propulsión hipersónica revolucionarán la guerra al proporcionar la capacidad de atacar objetivos más rápidamente, a mayores distancias y con mayor potencia de fuego".[80]

 Nuestro análisis utiliza los sistemas y conceptos operacionales existentes como punto de partida para considerar las implicaciones políticas de las NAHW. Mientras que los NAHW pueden evadir los sistemas de defensa con misiles en pequeñas cantidades, los ICBM probablemente derrotarán a los sistemas de defensa con misiles si se usan en grandes cantidades.81] Las NAHW no pueden evitar las represalias nucleares de Rusia o China a menos que se utilicen como parte de un primer ataque masivo capaz de destruir la capacidad de segundo ataque del adversario. En términos de defensa con misiles, una gran salva de NAHW es casi idéntica a una gran salva de ICBMs ya que ambas pueden abrumar un sistema de defensa con misiles, sugiriendo que las NAHWs ofrecen poca ventaja para las misiones de ataques nucleares a gran escala en relación con los ICBMs o SLBMs. Incluso si las potencias revisionistas poseen defensas muy robustas contra los misiles balísticos intercontinentales existentes y los misiles de crucero con armas nucleares, sus arsenales nucleares son demasiado pequeños para ofrecer una capacidad creíble de segundo ataque, lo que sugiere que las NAHW ofrecen pocas ventajas

Una forma en que los NAHW pueden afectar tangiblemente la política de disuasión de los Estados Unidos es en su papel potencial para las armas nucleares "tácticas", también conocidas como armas nucleares de bajo rendimiento. El NPR 2018 discute la necesidad de tener una opción flexible y asegurar que no haya una percepción errónea adversaria sobre las capacidades de los EE.UU. Los sistemas de lanzamiento de armas nucleares hipersónicas pueden proporcionar ventajas para el lanzamiento de armas nucleares tácticas.82] Considere un escenario en el que una pequeña ojiva nuclear "táctica" se emplea para destruir un objetivo difícil con sólo un daño colateral mínimo. Si las armas nucleares se consideran bombas clásicas gigantescas, las armas nucleares tácticas son simplemente otra forma de lucha bélica en la que la precisión es extremadamente importante. Los misiles de crucero son más precisos que los ICBM, por lo que los misiles de crucero podrían ser más útiles que los ICBM para ataques nucleares de alta precisión. Dado que los misiles de crucero son más vulnerables a las defensas de los misiles que los sistemas vectores hipersónicos, un NAHW puede ser ventajoso en relación con las armas existentes para los ataques nucleares tácticos.

Sin embargo, las armas nucleares no son simplemente bombas convencionales más grandes y efectivas.83] Las armas nucleares tácticas conllevan un riesgo de represalias nucleares si se usan contra un adversario con armas nucleares. La disuasión ampliada sugiere que existe un riesgo de represalias nucleares si se utilizan armas nucleares contra una nación aliada a una potencia nuclear. El riesgo de represalias por parte de una superpotencia nuclear no se mitiga utilizando una NAHW para "garantizar" la entrega satisfactoria de un pequeño número de armas nucleares tácticas porque los arsenales de las grandes potencias del mundo son probablemente demasiado grandes y diversos para permitir un primer ataque con éxito.84] El uso de un NAHW contra una nación que posee un pequeño arsenal nuclear sólo proporciona una ventaja si el adversario también conserva un sistema de defensa de misiles eficaz. De lo contrario, los misiles de crucero o los misiles balísticos con armas nucleares son presumiblemente tan efectivos como los NAHW.

Parece que hay pocas ventajas en la actualización del actual arsenal nuclear de los Estados Unidos para incluir sistemas vectores hipersónicos. Basándose en la investigación transmitida en este artículo, una de las conclusiones es que hay pocas ventajas en actualizar el actual arsenal nuclear de los Estados Unidos para incluir sistemas vectores hipersónicos, ya que sus ventajas en cuanto a velocidad, alcance y precisión están al margen y el dinero necesario puede utilizarse mejor en otros lugares. Un NAHW proporciona pocas ventajas en relación con los misiles de crucero o ICBM en términos de velocidad, alcance o precisión. Mientras que los sistemas de lanzamiento hipersónicos parecen proporcionar cierta capacidad para derrotar a los sistemas de defensa antimisiles, esta ventaja potencial puede ser sólo temporal, especialmente si continúan los esfuerzos actuales para desarrollar defensas de misiles contra las armas hipersónicas.


Este artículo se reimprime con permiso de Strategic Studies Quarterly (SSQ), Vol. 14, No. 2, Verano 2020. https://www.airuniversity.af.edu/ssq/.   


Los autores quieren agradecer al Dr. James Platte, a la Dra. Carrie Lee y al Dr. Bob Greendyke por sus útiles discusiones.

[2]. John A. Tirpak, "La Gran Carrera Hipersónica", Revista de la Fuerza Aérea, 27 de junio de 2018, http://www.airforcemag.com/.

[3] .John L. Dolan, Richard K. Gallagher y David L. Mann, "Armas Hipersónicas": Una amenaza a la seguridad nacional", Real Clear Defense, 23 de abril de 2019, https://www.realcleardefense.com/.

[4]. Martin E. Dempsey, Visión 2020, 3. Dempsey afirma que la única manera de derrotar grandes salvas de misiles balísticos intercontinentales es a través de ataques preventivos, lo que implica que la defensa con misiles es inadecuada para hacer frente a grandes salvas de misiles. La Revisión de Defensa de Misiles 2019 establece que los EE.UU. están "protegidos contra un ataque limitado" por los ICBM. Departamento de Defensa, 2019 Missile Defense Review (Washington, DC: Oficina del Secretario de Defensa, 2019), xii, https://www.defense.gov/Portals/1/Interactive/2018/11-2019-Missile-Defense-Review/The%202019%20MDR_Executive%20Summary.pdf. El presidente Bush consideró que la defensa con misiles balísticos era necesaria para proteger a los Estados Unidos contra naciones delincuentes y terroristas, haciendo hincapié en la utilidad de la defensa con misiles balísticos, contra pequeñas salvas de ICBM. Véase, por ejemplo, Terence Neilan, "Bush se retira del Tratado sobre misiles balísticos; Putin llama a la acción un error", New York Times, 13 de diciembre de 2001, https://www.nytimes.com/. Lawrence Freedman hace una observación similar en su libro Deterrence (Malden, MA: Polity Press, 2004), 37.

[5]. Richard H. Speier, George Nacouzi, Carrie A. Lee, y Richard M. Moore, Proliferación de Misiles Hipersónicos: Hindering the Spread of a New Class of Weapons (Santa Mónica, CA: RAND Corporation: 2017), xii, https://www.rand.org/; y Kyle Mizokami, "China Conducts New Hypersonic Weapons Test", Popular Mechanics, 7 de agosto de 2018, https://www.popularmechanics.com/military/weapons/a22665761/china-conducts-new-hypersonic-weapon-test/.

[6]. James Acton, Silver Bullet? Asking the Right Questions about Conventional Prompt Global Strike (Washington, DC: Carnegie Endowment for Peace, 2013), https://carnegieendowment.org/files/cpgs.pdf; Eleni Ekmektsioglou, "Hypersonic Weapons and Escalation Control in East Asia", Strategic Studies Quarterly 9, no. 2 (Fall 2015): 43-68, https://www.airuniversity.af.edu/Portals/10/SSQ/documents/Volume-09_Issue-2/ekmektsioglou.pdf; Joshua H. Pollack, "Boost-Glide Weapons and US-China Strategic Stability", Nonproliferation Review 22, Nº 2 (2015): 155, publicado en línea en febrero de 2016, https://doi.org/10.1080/10736700.2015.1119422; y Speier et al, Hypersonic Missile Proliferation, iii.

[7] . Ekmektsioglou examina cómo China podría percibir las armas hipersónicas convencionales de EE.UU. como una amenaza a sus fuerzas nucleares y discute las formas en que China podría responder. Speier y otros también consideran los impactos de la proliferación de la tecnología hipersónica. Acton considera las misiones pertinentes de las armas hipersónicas convencionales, así como los diversos modos de inestabilidad que podrían provocar. Ekmektsioglou, "Hypersonic Weapons", 43-68; y Speier y otros, Hypersonic Missile Proliferation; y Acton, Silver Bullet?

[8]. Acton, Silver Bullet? 5-7; Ekmektsioglou, "Armas Hipersónicas", 43; y Pollack, "Armas de Deslizamiento de Impulso", 155. Sin embargo, esta definición incluye técnicamente los ICBM y SLBM como armas hipersónicas porque viajan más rápido que el Mach 5. Véase, por ejemplo, Oficina del Secretario de Defensa, Nuclear Posture Review (Washington, DC: Departamento de Defensa, 2018), 45, https://media.defense.gov/2018/Feb/02/2001872886/-1/-1/1/2018-NUCLEAR-POSTURE-REVIEW-FINAL-REPORT.PDF. Los ICBM y los SLBM viajan más rápido que el Mach 5, pero no son maniobrables, por lo que no se consideran armas hipersónicas para los propósitos de este documento.

[9]. Andrew Knoedler, "Hypersonic Air-Breathing Weapon Concept (HAWC), Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa, https://www.darpa.mil/, consultado en junio de 2019

[10]. Examinamos la tasa de cambio de áreas tecnológicas específicas revisando el número de publicaciones que informan de los avances en cada tecnología en función del tiempo. Consideramos tres grupos de tecnologías: motores scramjet, materiales hipersónicos de alta temperatura y estructuras aerodinámicas hipersónicas. A partir de los datos de 1960, contamos el número de publicaciones de revistas, patentes y materiales de conferencias para cada uno de los seis grupos de términos de búsqueda. Elegimos 1960 como fecha de inicio para corresponder a los datos de los misiles ICBM y de los misiles de crucero que se muestran más adelante en el artículo. No se incluyó la fabricación avanzada porque esta tecnología es lo suficientemente amplia como para aplicarse a muchas otras tecnologías. Hemos consultado la base de datos de EBSCO utilizando los siguientes seis conjuntos de términos de búsqueda: (1) "hipersónico", (2) "vuelo hipersónico", (3) "alta temperatura" e "hipersónico" y "material", (4) "hipersónico" y "configuración del vehículo", (5) "scramjet" o "ramjet supersónico" o "propulsión hipersónica", y (6) "aerodinámica hipersónica". Los dos primeros términos de búsqueda se incluyeron para dar cuenta de las tendencias generales de la investigación hipersónica en general.

[11]. Para una breve descripción del proyecto X-20, véase Jay Miller, The X-Planes, X-1 to X-45 (Midland, MI: Midland Publishing, 2001), 231-39; para una breve descripción del proyecto X-24, véase 261-71. El examen del número de patentes presentadas que hacen referencia a los términos de búsqueda mencionados anteriormente muestra una historia similar. Un análisis similar del registro de materiales de conferencias muestra una historia más ambigua. Sin embargo, es más probable que los artículos de las revistas sean revisados por pares que los materiales de conferencias. Las patentes son costosas de adquirir y renovar. Por lo tanto, las publicaciones de las revistas y las patentes probablemente muestran un resumen más fiable de la evolución de la tecnología de los componentes hipersónicos que los materiales de las conferencias. Existen limitaciones para analizar este tipo de metadatos porque la técnica de búsqueda no evalúa la calidad relativa de la investigación. Los grandes avances tecnológicos se ponderan igualmente con los pequeños avances, y los análisis defectuosos se cuentan igual que los sólidos. Los datos muestran un interés previo significativo en la tecnología hipersónica en los años 60 y 70. Estas cortas pero intensas explosiones en la investigación corresponden al desarrollo del X-20-también conocido como el proyecto Dyna-Soar-y el X-24. El X-20 fue cancelado en diciembre de 1963, y el último vuelo del X-24 fue en 1975. Aunque el X-20 nunca se construyó en un modelo capaz de realizar pruebas de vuelo y el X-24 nunca alcanzó velocidades superiores a Mach 1,8, ambos proyectos avanzaron enormemente en el estado de la técnica de la investigación hipersónica. Los desarrollos de la tecnología hipersónica en las últimas dos décadas pueden ser el resultado de los investigadores que han construido un único gran avance tecnológico. O este incremento en la investigación podría simplemente reflejar un mayor interés y/o financiación del gobierno.

[12] . Bernard Brodie, "The Absolute Weapon: Power and World Order", en War in the Atomic Age, ed. Bernard Brodie (New Haven, CT: Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Yale, 1946), 25. Brodie cita un estudio de investigación posterior a la Segunda Guerra Mundial que sugiere que habrían sido necesarios 730 bombarderos para hacer el mismo daño que la única bomba nuclear lanzada sobre Hiroshima.

[13]. Brodie, 76.

[14]. Thomas C. Schelling, Arms and Influence (New Haven, CT: Yale University Press, 2008), 24-27.

[15]. Glenn H. Snyder, Disuasión y Defensa: Toward a Theory of National Security (Princeton: Princeton University Press, 1961), 15; véase también Brodie, "The Absolute Weapon", 76.

[16]. Schelling, Armas e Influencia, 166-68. Kissinger llegó a una conclusión similar; véase Henry Kissinger, Nuclear Weapons and Foreign Policy (Nueva York: Harper & Brothers, 1957), 48. Rosemary Foot admite que, si bien la disuasión nuclear no fue fundamental para poner fin al conflicto, las amenazas nucleares fueron un factor importante. Rosemary J. Foot, "Coerción y fin de la guerra de Corea", International Security 13, no. 3 (Invierno 1988-89): 92-112.

[17]. Robert Anthony Pape, Bombing to Win: Air Power and Coercion in War (Ithica, NY: Cornell University Press, 1996), 6-11.

[18] . Kissinger, Armas Nucleares, 1314.

[19]. Dietrich Schroeer, Science Technology and the Nuclear Arms Race (Nueva York: John Wiley & Sons, 1984), 110-12, 115.

[20]. Véase la figura 2 y sus referencias asociadas.

[21] . Schroeer, Ciencia y Tecnología, 151. Véase también Ronald Huisken, El origen del misil de crucero estratégico (Nueva York: Praeger Publishers, 1981), 16; y Keir A. Lieber y Darryl G. Press, "The New Era of Counterforce: Technological Change and the Future of Nuclear Deterrence", International Security 41, no. 4 (primavera de 2017): 24, https://doi.org/.

[22]. Huisken, Origin of the Strategic Cruise Missile, 9-10, 16-17; y Ted Nicholas y Rita Rossi, U.S. Missile Data Book, vol. 1, 36ª edición. (Huntington Beach, CA: Data Research Associates, 2012), tablas 1-2 y 3-2.

[23]. Schroeer, Ciencia y Tecnología, 114-15.

[24]. Schroeer, 109.

[25]. Thomas G. Mahnken, The American Way of War (Nueva York: Columbia University Press, 2008), 30; y Schroeer, Science Technology, 107.

[26]. Schroeer, 201.

[27]. Lieber y Press, "Nueva Era de la Contrafuerza", 16.

[28]. Lieber y Press, 10.

[29]. Ronald Tammen describe una serie de avances en la tecnología de los misiles diseñados para aumentar la capacidad de supervivencia, incluyendo la velocidad, el sigilo, los señuelos, la paja, las trayectorias alternativas, el endurecimiento de la radiación y las contramedidas electrónicas. Para más detalles, véase Ronald L. Tammen, MIRV and the Arms Race: An Interpretation of Strategy (New York: Praeger, 1973), 85-86.

[30]. Para una revisión de cómo el pensamiento de la disuasión evaluó la defensa de misiles, ver Ashton B. Carter y David N. Schwartz, eds., Ballistic Missile Defense (Washington, DC: Brookings Institution, 1984).

[31]. Kissinger, Armas Nucleares, 17-18, 120.

[32] .Kissinger, 119.

[33]. Kissinger, 126.

[34]. Kissinger, 120. Herman Kahn hizo argumentos similares de que un uso "simétrico" de las armas nucleares sería más ventajoso para China que para los EE.UU. Véase Herman Kahn, On Thermonuclear War (Piscataway, NJ: Transaction Publishers, 2007), 505.

[35]. Kissinger, Armas Nucleares, 122-23.

[36]. Kissinger, 124, 185, 199.

[37]. Kissinger, 120.

[38]. Kissinger, 123.

[39]. Kissinger, 16-17.

[40]. Colin Gray, "Disuasión nuclear y cambio tecnológico": Retrospectiva y Perspectiva", en "La Lógica del Terror Nuclear", ed.. Roman Kolkowicz (Winchester, MA: Allen & Unwin, Inc., 1987), 155-85.

[41]. Oficina del Secretario de Defensa, Revisión de la postura nuclear, II, VII.

[42]. Peter J. Mantle, The Missile Defense Equation (Reston, VA: Instituto Americano de Aeronáutica y Astronáutica, 2004), 10.

[43]. Acton señala que el alcance de algunas armas hipersónicas planeadas es de al menos 5.000 millas Acton, Silver Bullet?, 78.

[44]. Mantle, Ecuación de Defensa de Misiles, 10.

[45]. Lieber y Press, "Nueva Era de la Contrafuerza", 16.

[46]. Para una revisión de la tecnología de defensa de misiles balísticos, ver Consejo Nacional de Investigación, Making Sense of Ballistic Missile Defense: An Assessment of Concepts and Systems for U.S. Boost-Phase Missile Defense in Comparison with Other Alternatives (Washington, DC: National Academies Press, 2012), https://www.nap.edu/read/13189; y Ashton B. Carter, "BMD Applications: Performance and Limitations", en Carter y Schwartz, Ballistic Missile Defense, 124-29.

[47]. Los MCBL viajan aproximadamente a la misma velocidad que los MCBI pero pueden ser disparados desde mucho más cerca, lo que sugiere que pueden ser significativamente más rápidos que los MCBI.

[48]. Acton, Silver Bullet? , 68―70.

[49]. Speier y otros, Proliferación de misiles hipersónicos, 16. Otros estudios estiman nueve minutos de tiempo de alerta. Véase Lisbeth Gronlund y David C. Wright, "Depressed Trajectory SLBMS: A Technical Evaluation and Arms Controls Possibilities", Science and Global Security 3, nos. 1-2 (1992): 110, 117.

[50]. Kissinger, Armas Nucleares, 119.

[51]. Schroeer, Ciencia y Tecnología, 202.

[52]. Schroeer, 144.

[53]. Por ejemplo, el SS-11 ruso (Mod 2) tenía un alcance de 13.000 km en 1973. En 1988, el SS-18 (Mod 6) tenía un alcance de 16.000 km. Otras variantes, como el SS-17, SS-19, SS-24, SS-25 y varias variantes del SS-18 tenían alcances más cortos que el SS-11 (Mod 2). La diferencia de alcance entre los SBLB aumentó de 7.800 km en 1973 (SS-N-8) a 8.300 km en 1985 (SS-N-23). Una vez más, varias variantes intermedias tenían menos alcance que el SS-N-8. La precisión de los MCBI rusos disminuyó de 1.675 metros CEP en 1973 (SS-13 Mod 2) a 200 metros en 1987 (SS-24). Ver Thomas B. Cochran, William M. Arkin, Robert S. Norris, y Jeffrey I. Sands, Nuclear Weapons Databook, vol. 4, Soviet Nuclear Weapons (New York: Harper & Row, 1989), 4:111, 4:114; y Schroeer, Science Technology, 56, 63-65, 68-72.

[54]. En cierto modo, esto no es sorprendente porque la física de la balística hace que el alcance dependa físicamente de la velocidad del misil. Para una discusión de esto, ver, por ejemplo, app. C en Mantle, Ecuación de Defensa de Misiles.

[55]. Véase Fuerza Aérea de los Estados Unidos, "Misiles AGM-86B/C/D", hoja informativa, 24 de mayo de 2010, https://www.af.mil/; y Fuerza Aérea de los Estados Unidos, "Misil AGM-130", hoja informativa, 18 de junio de 2003, https://www.af.mil/.

[56]. Brodie, "El Arma Absoluta", 25. Brodie cita un estudio de investigación posterior a la Segunda Guerra Mundial que sugiere que se habrían necesitado 730 bombarderos para hacer el mismo daño que la única bomba nuclear lanzada sobre Hiroshima.

[57]. Mantle, Ecuación de Defensa de Misiles, 174-75.

[58]. Huisken, Origen del misil de crucero estratégico, 16-17. Aunque los misiles de crucero no son hipersónicos, son maniobrables. La maniobrabilidad es lo que hace que las armas hipersónicas sean diferentes de los misiles balísticos intercontinentales.

[59] . Huisken, 29.

[60]. Lawrence Freedman, "Las Pequeñas Potencias Nucleares", en Carter y Schwartz, Defensa de Misiles Balísticos, 253.

[61]. Schroeer, Ciencia y Tecnología, 236.

[62]. Tammen describe una serie de avances en la tecnología de los misiles diseñados para aumentar la capacidad de supervivencia, incluyendo la velocidad, el sigilo, los señuelos, la paja, las trayectorias alternativas, el endurecimiento de la radiación y las contramedidas electrónicas. Para más detalles, ver Tammen, MIRV y la Carrera de Armas, 85-86.

[63]. Alexey Arbatov y Vladimir Dvorkin, "The Impact of MIRVs and Counterforce Targeting on the US-Soviet Strategic Relationship", en The Lure and Pitfalls of MIRVs, eds. Wheeler Krepon, Travis Wheeler, y Shane Mason (Washington, DC: Stimson Center, 2016), 70-71, https://www.stimson.org/wp-content/files/file-attachments/Lure_and_Pitfalls_of_MIRVs.pdf; Jeffrey G. Lewis, "China's Belated Embrace of MIRVs", en Krepon, Wheeler, and Mason, Lure and Pitfalls of MIRV, 95, 100, 110; y Lawrence Freedman, "The First Two Generations of Nuclear Strategists", en Makers of Modern Strategy: From Machiavelli to the Nuclear Age, eds. Peter Paret, Gordon Alexander Craig y Felix Gilbert (Princeton, NJ: Princeton University Press, 1986), 759-60. Aunque Tammen sugiere que los MIRVs son una respuesta a la tecnología de defensa de misiles balísticos, sugiere que había otras motivaciones también. Tammen, MIRV y la carrera de armamentos, 104, 107, 113-14, 137.

[64]. Ver Departamento de Defensa, 2019 Revisión de Defensa de Misiles, 50, donde las armas que respiran aire se refieren a los misiles de crucero.

[65]. Departamento de Defensa, 55.

[66]. Departamento de Defensa, 48, 53.

[67]. Mantle, Ecuación de Defensa de Misiles, 8-16.

[68]. Manto, 11-12.

[69]. Manto, 13.

[70]. Departamento de Defensa, Revisión de Defensa de Misiles, XIV, XVIII.

[71]. Tom Porter, "¿Qué son las armas hipersónicas y por qué DARPA está tan preocupado por detenerlas?", Newsweek, 13 de noviembre de 2018, https://www.newsweek.com/.

[72]. Además de las referencias a Acton que figuran más adelante en este párrafo, véase Speier y otros, Hypersonic Missile Proliferation, 8.

[73]. Acton, Silver Bullet? , 111―18.

[74]. "Telegrama de la Reunión Ministerial del Consejo del Atlántico Norte al Departamento de Estado", 14 de diciembre de 1956, doc. 51, en Foreign Relations of the United States, 1955-1957, vol. 4, Western European Security and Integration, ed., Londres, 1956. William Z. Slany (Washington, D.C.: Oficina de Impresión del Gobierno, 1988), https://www.history.state.gov/historicaldocuments/frus1955-57v04/d51.

[75]. Oficina del Secretario de Defensa, Revisión de la Postura Nuclear, II, X, 16, 49.

[76]. Oficina del Secretario de Defensa, 49.

[77]. Kissinger, Armas Nucleares, 120.

[78]. Heather Venable y Clarence Abercrombie, "Silenciando el bombo sobre la hipersensibilidad": The Offense-Defense Balance in Historical Perspective", War on the Rocks, 28 de mayo de 2019, https://warontherocks.com/.

[79] .Alan Cummings, "Armas Hipersónicas: Usos Tácticos y Objetivos Estratégicos", Guerra contra las Rocas, 12 de noviembre de 2019, https://warontherocks.com/.

[80]. Robert Ashley, "Declaración para el registro: Evaluación de la amenaza mundial", Declaración ante el Comité de las Fuerzas Armadas del Senado, Washington, DC., 6 de marzo de 2018, https://www.dia.mil/.

[81]. Dempsey, Joint Integrated Air and ABM: Vision 2020, 3, afirma que la única manera de derrotar grandes salvas de ICBM es a través de ataques preventivos, implicando que la defensa de misiles es inadecuada para hacer frente a una gran salva de misiles nucleares. La revisión de Defensa de Misiles 2019 establece que los EE.UU. están "protegidos contra un ataque limitado" por los ICBM, ver Departamento de Defensa, Revisión de Defensa de Misiles 2019, XII. El presidente Bush consideró que los misiles balísticos son necesarios para proteger a los Estados Unidos contra las naciones delincuentes y los terroristas, haciendo hincapié en la utilidad de la defensa contra misiles balísticos, contra pequeñas salvas de ICBM. Ver por ejemplo, Neilan, "Bush se retira del Tratado ABM". Véase también Freedman, Disuasión, 37.

[82]. Ver Kahn, sobre la guerra termonuclear, 16. Otros que creen que las armas nucleares son útiles para la guerra son los planificadores militares rusos y estadounidenses que incorporan armas nucleares de bajo rendimiento en sus arsenales militares. Véase Oficina del Secretario de Defensa, Revisión de la postura nuclear, 22, 53-54. Freedman sostuvo que las armas nucleares tácticas podrían ser útiles para la guerra al atacar a fuerzas logísticas o de otro tipo en lo profundo del territorio enemigo, The Evolution of Nuclear Strategy, 106-8. Otros estudiosos sostienen que las armas nucleares tienen poca utilidad militar para atacar directamente a las fuerzas militares enemigas. Véase, por ejemplo, Pape, Bombing to Win, 13-15, 49. Las armas nucleares tácticas lanzadas por medio de armas hipersónicas maniobrables no resultarán más o menos desestabilizadoras que las armas nucleares tácticas lanzadas por otros medios.

[83]. Por ejemplo, las armas nucleares se consideran un arma de destrucción masiva, lo que las distingue de las armas convencionales.

[84]. Un contraargumento es la teoría de la "defensa andrajosa" de Ashton Carter, que sugiere que la defensa con misiles proporciona una ventaja en el primer golpe porque las fuerzas del segundo golpe serán diezmadas tan gravemente que su respuesta andrajosa será efectivamente derrotada por el sistema de defensa con misiles del agresor. Ver Ashton B. Carter, "Introducción a la cuestión de los BMD", en Carter y Schwartz, Defensa de misiles balísticos, 22. En líneas similares, Kahn argumentó que el aumento de las defensas o las evacuaciones proporcionan a los primeros ataques una mayor ventaja. Kahn, "Sobre la Guerra Termonuclear", 14. Sin embargo, a medida que la fuerza nuclear del adversario se hace más grande y diversa, el riesgo de un primer ataque exitoso disminuye, mitigando cualquier ventaja teorizada que plantee la teoría de la defensa desarraigada.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2020 Quixote Globe

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *