Copyright protected. Contact Quixote Globe.

EL LIBRE COMERCIO DE AFRICA IMPLICA EL DESARROLLO TECNOLÓGICO

La semana pasada la semana pasada la sorpresa vino del acuerdo alcanzado por la Unión Europea y el Mercosur para crear una zona de libre comercio. Después de 20 años de negociaciones, el acuerdo se resolvió en pocos meses. Esta semana la sorpresa ha venido de África, donde 55 países han firmado un acuerdo de libre comercio. La zona de libre comercio cubrirá una población de unos 1.200 millones de consumidores, con expectativas de duplicarse en 30 años. Los 55 países de la Unión Africana (UA) han decidido hacer realidad la Zona Continental Africana de Libre Comercio (AfCTA). La UA ha diseñado cinco instrumentos de gobierno para esta unión económica; las Reglas de Origen, el foro de negociación online, el seguimiento y la eliminación de los obstáculos no arancelarios, un sistema de pagos digitales, y el Observatorio Del Comercio Africano. Con esos cinco instrumentos de  gobierno, se logrará una vasta zona de libre comercio. La UA ha marcado sus expectativas de desarrollo a través de una serie de acuerdos continentales, como el Tratado de Abuja, firmado en 1991 destinado a establecer una Comunidad Económica Africana. La AfCTA no es un acuerdo habitual debido a la doble legislación sobre las zonas de libre comercio que existe en el continente africano. En Africa, ya hay cuatro zonas de libre comercio en las que operan países signatarios del AfCTA. La Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) es una comunidad económica de 17 países destinada a alcanzar la cooperación e integración económica. Los miembros de la CEDEAO tienen un acuerdo para adoptar una moneda común en 2020, el OCE. La Comunidad del África Oriental (CEA) es un acuerdo de seis miembros con proyectos de unión aduanera, mercados comunes, unión monetaria y federación política. Otras organizaciones africanas son la Comunidad para el Desarrollo del África Meridional (SADC) y el Mercado Común para el África Oriental y Meridional (COMESA). La UA tiene la ardua tarea de alinear todas las zonas africanas de libre comercio en una sola línea de acción para cumplir los objetivos que se ha marcado en agenda 2063.

El equilibrio será complicado de lograr, debido a la disparidad de bienes producidos por los diferentes países de la AfCTA, y debido a los intereses que terceros tienen en el continente. Nigeria es una potencia económica regional debido a sus recursos energéticos, pero depende casi exclusivamente de ello. Nigeria posee la mayor parte de la deuda externa de sus países limítrofes debido al desequilibrio comercial con sus vecinos. Es por ello que Nigeria tiene la preocupación de retirar los aranceles de la principal economía nacional sólo para obtener innumerables productos de bajo valor a cambio. Sudáfrica sería el país que tendría más que ganar en este acuerdo comercial porque es el país más industrializado y el que tiene más producción de valor añadido. Los cinco instrumentos de gobierno de la AfCTA tienen la complicada tarea de equilibrar un continente con economías dispares, tanto en la producción de bienes, como en el volumen económico. Por el momento, el comercio inte-rafricano obtiene sólo el 16% del comercio entre los países del AfCTA. Los acuerdos comerciales bilaterales con otros socios no africanos son mayores que entre los países africanos. Sin embargo, AfCTA es un acuerdo que tiene grandes beneficios prospectivos para empresas de países con altas capacidades industriales. África es un continente que necesita ser completamente desarrollado, desde sus infraestructuras de transporte o ingeniería civil, hasta sus telecomunicaciones. La agenda 2063 es una de las agendas más ambiciosas de desarrollo en todo el mundo, por lo que ya hay empresas que han tomado posiciones en el mercado del desarrollo africano.

Ghana va a ser la base de la secretaría de AfCTA, y de la misma manera, Ghana es el país donde Google ha establecido su Laboratorio de Inteligencia Artificial. Google es la empresa que está desarrollando la red de Internet de África a través de cables de fibra óptica; el proyecto se llama Equiano y tiene como objetivo conectar a todos los países entre Portugal y Sudáfrica para el año 2021. Por su parte, Microsoft tiene un plan para África y busca abrir Centros de Desarrollo en Nairobi, Lagos, Kenia y Nigeria antes de finales de 2019. La compañía estadounidense prevé invertir más de 100 millones de dólares en el desarrollo de software en África.  Mediante el establecimiento de centros de desarrollo en el continente, las empresas extranjeras serán aceptadas para conjuntar la AfCTA. África se está digitalizando a altas velocidades; de hecho, la demanda de uso de datos de Internet se está desacelerando debido a la falta de infraestructura. Se espera un aumento en las conexiones de teléfonos inteligentes de 315 millones en 2015, a 636 en 2022, y esto duplica las expectativas de Estados Unidos. La agenda AU 2063 quiere una red de trenes de alta velocidad, universidades virtuales, redes eléctricas en todo el continente... Todas estas medidas de desarrollo serán un incentivo interesante para que las empresas de países desarrollados vuelvan la atención hacia África, y al igual que Google o Microsoft muchas empresas invertirán en centros de formación y desarrollo en el continente, debido a la instalaciones que  les proporcionará AfCTA. África es probablemente el continente que recibirá más inversiones tecnológicas de todo el mundo en las próximas décadas.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2019 Quixote Globe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *